Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “Bale estará ante el Betis, pero no sé si será su último partido”

El técnico del Madrid evita pronunciarse sobre la continuidad del galés, y tampoco aclara si cuenta o no con Keylor Navas para la próxima temporada

Los jugadores del Real Madrid, hoy durante el último entrenamiento en Valdebebas.
Los jugadores del Real Madrid, hoy durante el último entrenamiento en Valdebebas. EFE

Para Zinedine Zidane uno de los tragos más amargos por los que ha tenido que atravesar en su segunda llegada al Real Madrid ha sido enfrentarse continuamente a las mismas preguntas, que no por repetitivas han perdido valor con el paso de las semanas. En sus inicios en el banquillo blanco las ruedas de prensa empezaron siendo un juego en el que el francés siempre quedaba bien, tanto por su discurso, directo, personal, como por su simpatía innata. Sin embargo, la colección de malos resultados agrió ese carácter en muchos momentos, llevándole hasta la soberbia en algún instante puntual. Puede que por verse ya ante el final de ese túnel las tinieblas hayan desaparecido. En Valdebebas, en la última comparecencia antes del partido del domingo ante el Betis (12.00, beIN LaLiga), volvió el Zidane risueño. Y se agradeció.

"Queremos despedirnos de nuestros aficionados dando una buena imagen", se arrancó. "Ha sido un año complicado y tenemos que decirle a la gente que vamos a volver con trabajo e ilusión. Queremos que estén orgullosos de nuestros jugadores. No quiero decir que vayamos a ganarlo todo el próximo año, pero por lo menos lo vamos a intentar y nos vamos a preparar para hacer un gran año. La temporada ha sido complicada y mejor que se acabe".

Quizás, en este punto, Zidane se sintiera por fin libre de cargas, pero la realidad que le esperaba (y que todavía desconocía) era que solo recibiría una pregunta más acerca del partido ante el Betis. Todas las demás fueron de esas en las que habitualmente responde (y lo hizo varias veces otra vez) con un "No te lo voy a decir". ¿El de mañana será el último partido de Bale con el Madrid? "No lo sé. Va a estar con el grupo, eso seguro. El próximo año habrá cambios, veremos", repelió. ¿Será también una despedida para Keylor Navas? Y ahí sacó el colmillo. "No lo veo ni así, ni pienso que sea así, ni quiero pensar en lo que va a pasar el próximo año. Como siempre, aquí se habla mucho de lo que va a pasar. Que si me he despedido de Keylor, que si quiero que Keylor se vaya... No voy a decir nada. Lo único que mantengo es lo que dije en su día: el próximo año lo de la portería va a ser muy claro. Nada más, no voy a entrar en otra cosa.

¿No ha cambiado su discurso con él? "Vosotros podéis escribir lo que queráis. ¿Quién sabe lo que yo he hablado con él? Nadie, solo Keylor y yo. Yo he hablado con todos. Nosotros hemos mantenido siempre el mismo discurso, además Keylor tiene un contrato", respondió, de mala gana, el técnico del Madrid. Aunque el nivel de tensión se elevó por momentos, nunca llegó a alcanzar picos pasados. De hecho, al terminar la mayoría de sus intervenciones Zidane mostró una delicada sonrisa con aires de complicidad.

Ni siquiera se le torció el gesto con la acumulación de cuestiones directas sobre jugadores concretos. Jovic, Griezmann, Isco... "De 20 preguntas, ninguna ha sido sobre el partido", se quejó. O cuando fue cuestionado por quién es el responsable en las tomas de decisiones alrededor del equipo. "¿Quién piensas que hace el equipo? Yo, está claro como el agua. Siempre voy a hacer lo que yo quiera, porque si no hago lo que quiero yo me marcho. En fichajes y esas cosas hay gente que trabaja y lo hacemos juntos, pero en lo referente al equipo, cuando hago un once soy yo, únicamente, con mi gente", explicó.

Sí que fue algo más extenso cuando se refirió a la situación de su hijo Luca, y a su posible papel como segundo portero la próxima temporada. "No es justo el trato que se le da, no porque sea mi hijo, sino porque es un jugador que ha hecho sus pruebas aquí. Lleva 15 años jugando y ha demostrado que es un portero de alto nivel. La gente puede opinar lo que quiera, pero para la temporada que viene las cosas estarán claras, también para él. No le he pedido nada al club, son cosas que se decidirán al final de temporada. Pero no porque sea mi hijo", dijo.

En lo acontecido durante el entrenamiento previo a la comparecencia del técnico del Madrid, Sergio Ramos no se ejercitó con el resto del grupo y podría perderse también el último partido de Liga. El capitán se recupera de una lesión de grado I en el sóleo que le ha impedido participar en los anteriores siete encuentros. A pesar de haberse entrenado sobre la hierba de Valdebebas, Ramos ha realizado un entrenamiento específico al margen del grupo.

Quienes sí parecen recuperados de sus molestias son Keylor Navas y Reguilón, que podrían entrar en la convocatoria para el partido del domingo. Quienes tampoco estarán son Mariano y Odriozola, también lesionados, y los sancionados Casemiro y Vallejo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >