Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Tengo el apoyo absoluto del presidente”

El técnico del Barcelona asegura estar con fuerzas para seguir en el cargo y anima a sus jugadores a cumplir con el doblete tras la debacle de Anfield

barcelona - getafe Ampliar foto
Valverde, en la dura derrota en Anfield. Getty Images

Han pasado cuatro días desde que el Liverpool atropellara al Barcelona en Anfield y le apartara de una final de la Champions que ya tocaba con los dedos. Desde entonces, casi ningún jugador se ha pronunciado y el que ha hablado –aunque con hechos- ha levantado ampollas. Uno fue Luis Suárez, que decidió operarse de la rodilla que le llevaba a maltraer desde hace tiempo justo antes de la final de Copa porque así podrá llegar a la Copa América. “¿Se acabó de lesionar frente al Liverpool?”, le cuestionaron a Ernesto Valverde, al tiempo que le recordaron que el jugador aseveró que estaba en condiciones óptimas antes del duelo en Anfield. “No soy médico. Está jugando mermado desde hace tiempo y tenía carácter para aguantar”, resolvió Valverde sin echarle un cable, presumiblemente también molesto porque entiende que el Valencia aguarda a la vuelta de la esquina por el título copero; “si está lesionado y se tiene que operar, pues tendrá que hacerlo. Poco más puedo decir”. El otro en dejarse ver fue Rakitic, que apareció en la feria de Sevilla el día después de la debacle. “Es un profesional increíble, de altísimo nivel. Se fue a Sevilla con su familia y salió a la calle. Es lo que hay que hacer. Salir, estar y asumir la situación”. Palabra de Valverde, que, según apuntó, está con el ánimo guerrero. “Claro que me siento con fuerzas. Estoy como todos, con ganas de enfrentarnos a la situación. No quiero esconderme debajo de una piedra”, resolvió.

Se mide el Barça este domingo con el Getafe, que busca con persistencia su sitio en la próxima Champions. “El Getafe juega de una manera muy parecida al Valencia y se lo juega todo en LaLiga (contra el Valencia). Es una buena piedra de toque. Pero lo más importante es dar un paso adelante. Está claro que hemos tenido una semana durísima”, expuso el preparador azulgrana; “ha sido un palo muy duro para la afición, para los jugadores y para nosotros. Y es bueno encontrarte con un rival pronto para poderte resarcir de algo”. Pero sacarse de encima y con prisas esta derrota será complicado. “No he vuelto a ver el partido, lo tengo en la cabeza. Pero si te meten cuatro, los análisis se quedan en el segundo plano y se caen hacia el lado malo porque es lo reciente. Ha sido un 4-0 y esas derrotas escuecen mucho y sobre todo en un club como este. Hemos pasado de estar eufóricos a fatal. Veremos la siguiente semana, pero esta gente es capaz de emocionar a la gente. De eso no tengo dudas”, se animó Valverde. Aunque no esconde que son días de difícil digestión. “Me siento como En la gran evasión como Steve McQueen, que siempre intenta escaparse y acaba en la celda de castigo”, ejemplificó.

Cuestionado por si entendería que le despidieran tras, por ejemplo, ganar LaLiga y La Copa como hiciera en el curso anterior, se le escapó su verdad: “Eso es una suposición, ya lo veremos. Nuestra idea es ganar la Copa. De todas formas, no creo… Bueno no sé, no estoy pensando en ello”. Entre otras cosas porque hace dos días charló con el presidente Josep Maria Bartomeu. “Me dio su apoyo absoluto”, reveló Valverde, que reflexionó en alto; “sé que hay muchos comentarios al respecto porque cuando ocurre algo así todo se tambalea. Ya sabemos cómo funciona este espectáculo. Hay que quemarlo y romper todo. Es como con los hijos que cogen una pataleta… Y luego hay que recomponerlo todo”.

No se sabe cómo se expresará el Camp Nou, por más que el disgusto siga latente. “Se puede manifestar como quiera. El palo es gordo y todos estamos afectados. Se puede perder una semifinal con el Liverpool, pero el problema es cómo se ha perdido. Pero ante el Getafe es el último día en casa de una buena temporada emborronada por el partido de Anfield. Esperemos que nos levantemos de una forma diferente a como piensan nuestros enemigos, que esperan que nos peguemos unos a otros”, manifestó el técnico del Barça. Y se centró de nuevo en el partido de Getafe. “Ahora es complicado y duro porque parecen que las piernas pesan más. Pero no hay otra manera. Hay que superar lo que se nos ponga por delante”, reflexionó. Y sentenció: “Los jugadores están con la misma idea de mostrarnos y estar ahí delante”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información