Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los artistas siberianos que cuentan la epopeya del Eibar en la estepa

El conjunto armero, que representa a la ciudad más pequeña de LaLiga, es el primero de la competición en llegar a esta parte del mundo. Tiene ya más de 20 peñas en el extranjero, en lugares como Nesher (Israel), Ciudad de Guatemala, la venezolana Barinas o la ecuatoriana Guayaquil. Más que muchos equipos históricos del fútbol español

Artyom Prozhoga, retratado por su padre Yury, con la camiseta del Eibar y la bandera rusa de fondo.
Artyom Prozhoga, retratado por su padre Yury, con la camiseta del Eibar y la bandera rusa de fondo.

La SD Eibar ha llegado adonde ningún otro club español había llegado antes: la estepa siberiana. El pasado jueves, la única peña que existe de un equipo español en esa parte del mundo celebró su primer cumpleaños. El magnetismo internacional del Eibar es un caso singular. Tiene más de 20 peñas en el extranjero, en lugares como Nesher (Israel), Ciudad de Guatemala, la venezolana Barinas o la ecuatoriana Guayaquil. Más que muchos equipos históricos de LaLiga Santander. El club lo achaca a la campaña de captación de pequeños accionistas que hizo hace cinco años, en la que consiguió vender acciones en 69 países. Sin embargo, la historia siberiana es diferente. El responsable se llama Artyom Prozhoga y nunca salió de Rusia.

Prozhoga, de 23 años, vive en Kurgán, una ciudad de 230.000 habitantes del sur de Siberia a 6.000 kilómetros de Ipurua, y está licenciado en traducción e interpretación en inglés y español. Cuando estaba estudiando en Moscú, en 2013, inició un excéntrico pasatiempo: un blog que cubría, en ruso, la actualidad de LaLiga 1|2|3  y tituló "No menosprecies a la Segunda". Una de las estrellas del blog era el Eibar, que logró saltar en dos temporadas de Segunda B a LaLiga Santander y de ahí, a su corazón de hincha.

"Como dice el lema del Eibar, me di cuenta de que otro fútbol es posible", relata Prozhoga. Y quiso contárselo a su país: creó un sitio y una cuenta de Twitter donde colgaba contenido, siempre en ruso, de la actualidad de su nuevo equipo. Después de un año, el Eibar le descubrió, se puso en contacto con él y le propuso crear una peña. Él y su padre Yury, que es caricaturista y cuelga en Instagram dibujos de los jugadores, son dos de sus cinco miembros. “Mi sueño es conocer Ipurua”, dice Prozhoga.

Jon Ander Ulazia, consejero delegado de la SD Eibar desde este año, apunta sobre esta expansión internacional: “El proceso comenzó cuando vendimos más de 11.000 acciones en 69 países distintos para captar los dos millones de euros que necesitábamos para entrar en la élite del fútbol”. ¿Cómo crecer sin perder la esencia? “Tenemos que ser más conocidos para atraer nuevos aficionados. Hemos sido tradicionalmente un club con una base social muy centralizada en Eibar y su entorno”, dice Ulazia. La competencia en LaLiga Santander lo exige y lo justifica. “Tenemos que aprovechar para que quienes están al lado nuestro desde categorías regionales y los nuevos enamorados de nuestra historia hagamos un Eibar más unido y fuerte”, señala Ulazia.

Artyom Prozhoga, en Kurgán, con la camiseta de la Eibar Peña Rusa.
Artyom Prozhoga, en Kurgán, con la camiseta de la Eibar Peña Rusa.

Para el club, los Prozhoga son el principal canal de comunicación en ruso, aunque todavía la cuenta de Twitter (SDEibarRU) no forme parte de sus redes sociales oficiales. Artyom resume su trabajo siguiendo las enseñanzas del escritor Mijail Bulgákov. “Como escribió en El Maestro y Margarita: ‘Nunca pidas nada, sobre todo a los que son más fuertes que tú. Ya te lo propondrán y te lo darán”, recita.

A los Prozhoga en Kurgán se suman dos amigos de Artyom, pero que viven en Moscú y no se reúnen aún a ver los partidos. “No hay muchos aficionados del Eibar en Rusia”, se sincera el joven ruso. “Un fan es una palabra muy fuerte. Yo puedo considerarme uno, porque sigo al equipo hace cinco años”, dice Prozhoga. “Pero sí hay un interés muy grande por el Eibar, sobre todo después de la victoria por 3-0 ante el Real Madrid. En mi blog, la gente comenta que tenemos que llegar a la Europa League esta temporada”, resalta.

La camiseta de la SD Eibar cuelga en un rincón de la habitación de Artyom Prozhoga en Kurgán.
La camiseta de la SD Eibar cuelga en un rincón de la habitación de Artyom Prozhoga en Kurgán.

Sus amigos se sumaron al principio por diversión, pero poco a poco se fueron enganchando. También su novia, a quien no le interesaba el fútbol y solo conocía a algunos de los grandes equipos. “Ahora conoce a todos los jugadores, y la hemos incluido en la peña”, cuenta Prozhoga mientras enseña a través de la cámara de su ordenador una camiseta del Eibar colgada de la puerta de un armario de su habitación.

Lo que comenzó como un hobby y una excusa para practicar la traducción se ha convertido en la defensa de una “causa justa”. “El Eibar es una bocanada de aire fresco en el fútbol”, afirma Prozhoga. El ejemplo armero caló hondo en él y en su padre. En Rusia, Kurgán es una ciudad pequeña, aunque casi diez veces más grande que Eibar. “A la gente le gustan los superhéroes. Puedes hacer muchas películas sobre ellos: los que salvan el mundo y siempre ganan todo”, reflexiona. “Pero al final el que no es favorito, el que lleva las de perder, el que debe luchar, representa mejor nuestro carácter”, subraya Artyom, que juega al FIFA 19 todas las semanas junto a su padre Yury, siempre con el Eibar. “Por ahora es el único lugar en el que logramos grandes títulos”, bromea.

Una ilustración de Yury Prozhoga para transmitir los logros que ha conseguido en el FIFA 19 junto a su hijo Artyom.
Una ilustración de Yury Prozhoga para transmitir los logros que ha conseguido en el FIFA 19 junto a su hijo Artyom.

Prozhoga carga con una responsabilidad autoimpuesta. “Una peña no puede solo existir, tiene que crecer, crear y, sobre todo, creer”, asegura. “Es una forma más de promocionar una marca y yo quiero ayudar al club a hacerlo”, dice. Cada peña tiene distintas funciones. Las españolas, según el joven traductor ruso, cumplen un papel importante el día del partido, con el apoyo físico en las gradas. Las internacionales, como la suya, deben estar más activas en las redes sociales, para difundir la imagen del club en el universo digital.

Los miembros de las peñas del Eibar por el mundo tienen un grupo de Whatsapp llamado Eibar Global con bastante actividad, sobre todo los días de partido. “Cada peña es embajadora de la SD Eibar. Cada una de ellas representa nuestros valores: trabajo, honestidad, humildad y superarse día a día”, indica Ulazia.

Una captura de pantalla del chat de Whatsapp de las peñas internacionales del Eibar. ampliar foto
Una captura de pantalla del chat de Whatsapp de las peñas internacionales del Eibar.

Un cuarto de la población de Eibar supera los 65 años. “Es gente que ha estado animando al equipo desde siempre”, piensa Prozhoga. Ahora que se ha consolidado en LaLiga Santander el club ha atraído a nuevas generaciones. “Aficionados de todo el mundo, de todas las edades”, dice. “¡Cuidado! Esto no significa que estemos perdiendo la esencia. Solo que más gente entiende los valores del Eibar y su significado único".

Ulazia agrega: “Es necesaria la cercanía a nuestras raíces. Eibar es un pueblo que está entre montañas. Eso nos exige juntarnos. No hay más remedio. En cuanto termina nuestra jornada laboral, bajas, tomas unos potes con nuestros aficionados, con nuestros accionistas y nos obligan a seguir siendo nosotros mismos. La SD Eibar es el reflejo de la ciudad”.

Prozhoga se siente un embajador del club en Rusia y en el mundo. “Un embajador de primerísima división”, apunta Ulazia. El ruso sueña con dedicarse plenamente a ello algún día, pero aclara: “No intento convencer a nadie. Solo quiero mostrar la imagen completa del fútbol español. No pretendo contar esta historia mejor de lo que es… ¡Porque ya es demasiado buena!”.

Artyom Prozhoga y sus amigos jugando al fútbol en un parque de Kurgán, Rusia, con 30 grados bajo cero.
Artyom Prozhoga y sus amigos jugando al fútbol en un parque de Kurgán, Rusia, con 30 grados bajo cero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información