Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia choca con el muro del Getafe

La tensión y el tacticismo presiden un partido trabado por la defensa del Getafe

valencia - getafe
Diakhaby pugna con Diakhaby. EFE

El Getafe celebró con efusividad en Mestalla que mantiene su diferencia de seis puntos con el Valencia en la cerrada batalla por la cuarta plaza. En un partido de alto voltaje, el Valencia propuso pero el Geta defendió bien con un Djené omnipresente y superior. El once del murciélago fue ambicioso, se desplegó y llegó, pero topó con un muro de color azul. Se atranca el bloque de Marcelino en casa donde cede su décimo empate de la temporada.

Valencia, 0 - Getafe, 0

Valencia: Jaume; Piccini, Gabriel, Diakhaby, Gayà; Ferran Torres (Cheryshev, m. 68), Parejo, Coquelin, Guedes; Rodrigo, Gameiro (Santi Mina, m. 77). No utilizados: Rivero, Kondogbia, Lato, Soler, Wass.

Getafe: David Soria; Damián Suárez, Djené, Cabrera, Antunes; Foulquier (Portillo, m. 78), Maksimovic, Arambarri (Flamini, m. 65), Olivera (Angel, m. 89), Mata y Jorge Molina. No utilizados: Chichizola, Crsitóforo, Bruno, Perales.

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Gayà, Guedes, Arambarri, Cabrera, Portillo y Flamini. VAR: Estrada Fernández.

Mestalla, 41.800 espectadores.

En Mestalla había pólvora y metros de traca de sobra en el contexto de una Valencia en Fallas con el centenario del club en puertas. Desde que el Valencia y el Getafe bajaran al barro y se enzarzaran en una pelea que afeó su temporada, el nivel de tensión no había bajado, al contrario, todos esperaban la cita fallera para pasar factura. Primero, el cruce de declaraciones y luego la tángana tras la clasificación del Valencia para las semifinales de la Copa tras un trepidante y loco final de partido, que encendió otro enfrentamiento verbal en ambas orillas y una catarata de sanciones. La última, la negativa del presidente azulón Ángel Torres de rechazar la invitación al protocolario almuerzo entre directivas porque el equipo viajaba en el día y no le cuadraba la agenda. Y la ironía de Marcelino el sábado cuando le preguntaron si le daría la mano a Bordalás antes del partido. “Si llego en hora, sí le daré la mano”, dijo. Finalmente, no se dieron la mano porque el asturiano salió tarde. Y el choque estuvo lleno de fricciones y de electricidad. Era lo esperado.

El partido respondió a lo programado. El tacticismo de Marcelino y Bordalás se adueñó del duelo que fue áspero, agrio y muy equilibrado. Los peones de ambos entrenadores estuvieron intensos, aunque algo precipitados en la primera mitad. Como Guedes, que en un arranque lleno de potencia interceptó un balón con el pecho, que echó a tierra para romper a correr, pero desperdició en el área fruto de su ímpetu. El portugués está mejorado pero sigue con ese punto de apresuramiento que le impide ser más preciso y diferencial. Parejo le recomendó calma en varios momentos.

 

Gol anulado por el VAR

Ocasiones hubo pocas. En la primera mitad Cabrera cabeceó un envío lateral de Antunes que Jaume sacó a córner. En la portería contraria Rodrigo estrelló en el poste un centro desde la esquina a cargo de Parejo. En medio, el Getafe reclamó un penalti de Gayà sobre Mata. En ese tramo del partido hubo igualdad.

Proponía algo más de juego el Valencia pero detrás el Getafe era tan sólido como una caja fuerte con Djené, un central portentoso, anticipándose y ganando todas las pugnas. El Getafe volvió a ser solidario y coral pero el togolés estuvo inmenso en Mestalla. Los azules, más directos, apenas generaron juego pero con muy poco forzaban un saque de esquina.

La segunda parte se abrió con la tropa de Marcelino muy arriba, jugando más tiempo en campo contrario. Guedes encontró portería en la segunda mitad pero el VAR anuló el tanto por fuera de juego de Gameiro. Antes Rodrigo disfrutó de una doble ocasión que acabó desbaratando el Geta. El hispano brasileño llegó tarde por centímetros al envío de Parejo desde la derecha con David Soria superado. El capitán, escoltado por un portentoso Coquelin, lanzó más tarde un tiro por encima del travesaño. Cargaba el Valencia por todo el frente de ataque con el Geta metido atrás y defendiendo con agresividad ante la inhibición de Sánchez Martínez en numerosas acciones donde escondió las tarjetas.

El Valencia acabó el partido en campo del Getafe. Rodrigo lo intentó en un remate de chilena, Cheryshev y Guedes coparon las alas y Gayà volvió a jugar a un nivel muy alto pero esta vez no llegó el gol en el descuento.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información