Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LaLiga expulsa al Reus tres años y en la segunda vuelta sus rivales sumarán tres puntos

El juez de disciplina social de la competición impone el castigo por la reiteración en los impagos a los jugadores; la Segunda se queda con 21 equipos

Los jugadores del Reus celebran el gol anotado en el Reus, 1- Numancia, 1 del pasado sábado. En vídeo, declaraciones de José Guirao, ministro de Cultura y Deporte.

El juez de disciplina social de LaLiga ha resuelto en la mañana de este lunes la expulsión temporal durante tres años del Reus de la competición profesional y además le ha impuesto una multa de 250.000 euros. Cierra con esta sanción el expediente abierto al club por los impagos reiterados a los jugadores de la plantilla, que habían provocado el abandono del equipo de buena parte de sus futbolistas profesionales. 

Los 21 resultados del Reus en la primera vuelta de Segunda

Las Palmas- Reus: 2-0

Reus-Zaragoza: 0-0

Elche-Reus: 0-2

Reus-Albacete: 1-2

Tenerife-Reus: 0-1

Reus-Nàstic: 1-1

Almería-Reus: 2-0

Reus-Granada: 1-2

Sporting-Reus: 1-1

Reus-Rayo Majadahonda: 2-1

Deportivo-Reus: 2-0

Reus-Lugo: 0-0

Cádiz-Reus: 2-0

Reus-Extremadura: 1-4

Oviedo-Reus: 3-0

Reus-Mallorca: 0-2

Alcorcón-Reus: 0-1

Reus-Córdoba: 1-1

Reus-Osasuna: 0-1

Málaga-Reus: 0-3

Reus-Numancia: 1-1

El juez justifica esta medida por "el incumplimiento del Reus de los deberes o compromisos adquiridos —en forma del impago de mensualidades del salario— con sus jugadores, con la gravísima consecuencia adicional de que seis de ellos han tenido que abandonar el club".

LaLiga impone este castigo inédito solo una semana después de que un grupo inversor estadounidense anunciara la compra del equipo y sus planes para sanearlo económicamente y para mejorar su proyección, incluso construyendo un nuevo estadio de mayor capacidad. El juez  considera que la operación es posterior a las infracciones que sanciona, por lo que entiende que no debe alterar la pena: "El saneamiento (presunto o real, total o parcial, creíble o no) de una entidad después de haber realizado el hecho infractor y haberse beneficiado de él no puede tener efectos enervadores de la sanción”, escribe el juez en su fallo.

La expulsión del Reus de la competición profesional es temporal y los tres años en los que se ha fijado el apartamiento no son el peor castigo previsto en los estatutos de LaLiga, que prevén hasta cinco años de ostracismo, que era la propuesta del instructor de la causa. Tampoco la multa económica ha sido la mayor contemplada en el reglamento, que permite castigos de entre 180.303,64 y 300.506,00 euros. Contra esta resolución cabe recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de 15 días hábiles a contar desde el siguiente a su notificación. Sus efectos, sin embargo, comienzan el día de su notificación, es decir, este lunes.

Ni tan siquiera la llegada de unos nuevos propietarios, los empresarios norteamericanos Clifton Onolfo y Russell Platt, ha servido para subsanar, a ojos del juez de LaLiga, las negligencias en las que incurrió el Reus bajo el mandato de Joan Oliver. Los impagos reiterados a la plantilla, que propiciaron la fuga de seis jugadores, son la base de la sanción que deja al Reus sin la plaza que conquistó, hace dos temporadas y media, en la división de plata. La expulsión del Reus deja una insólita Segunda División, con solo 21 equipos. En estos momentos el Reus es 20º clasificado, con 21 puntos, solo por delante de Córdoba (18) y Nàstic (17), aunque no ha jugado sus dos últimos partidos, suspendidos por su grave situación, contra Las Palmas y Albacete.

La pregunta ahora suena con fuerza: ¿qué pasará con los partidos que el Reus había de disputar en la segunda vuelta de la Liga? ¿Y con los resultados que obtuvo en la primera vuelta? Según el Código Disciplinario de la Federación Española, los resultados ya cosechados se mantendrán a efectos de la clasificación, mientras que los encuentros que debía jugar en la segunda vuelta se le darán por perdidos y los rivales sumarán tres puntos. La Segunda División, en este caso, quedará con 21 equipos y solo tres conjuntos, en lugar de cuatro, bajarán a Segunda B.

El artículo 77 del código, La incomparecencia a los partidos y la retirada de la competición, especifica en su apartado 2:

a) Siendo la competición por puntos, se respetarán todas las puntuaciones obtenidas por los demás clubs hasta el momento, y en el resto de los encuentros a celebrar se dará por vencedor a los oponentes por el resultado de la media de los goles encajados por el equipo excluido [el Reus ha recibido 27 goles en 21 encuentros, a una media de 1,28 por partido].

 b) Si lo fuere en la segunda vuelta, se aplicará idéntica norma en relación con los partidos correspondientes a ésta, pero respetándose todas las puntuaciones conseguidas en el transcurso de la primera.

c) El club así excluido quedará adscrito al término de la temporada a la división inmediatamente inferior, -computándose entre las plazas previstas para el descenso en las bases de la competición-, sin derecho a ascender hasta transcurrida una más, y si al consumarse la infracción estuviera virtualmente descendido, a la inmediatamente siguiente.

El punto 3 recoge también "la obligación del incomparecido, si fuera el visitante, de indemnizar al oponente", según el párrafo segundo, punto 1 del artículo 76, "... el culpable deberá indemnizarle en la cuantía que se determine en función al promedio de las recaudaciones de competiciones de clase análoga durante las dos anteriores temporadas".

En la primera vuelta de la Liga, el Reus sumó cinco victorias (solo una en casa, contra el Rayo Majadahonda, y cuatro fuera, contra Elche, Tenerife, Alcorcón y Málaga); seis empates (cinco en casa, contra Zaragoza, Nàstic, Lugo, Córdoba y Numancia, y uno fuera, ante el Sporting); y 10 derrotas (cinco en su estadio, contra Albacete, Granada, Extremadura, Mallorca y Osasuna; y otras cinco fuera, ante Las Palmas, Almería, Deportivo, Cádiz y Oviedo). En total, 16 goles a favor y 27 en contra.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información