Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayón lidera una victoria loca del Madrid en Estambul

Los de Laso remontan 14 puntos de desventaja en el último cuarto ante Efes (82-84) gracias a la sobresaliente actuación del pívot mexicano (20 puntos y 11 rebotes)

Rudy busca el pase ante Dunston
Rudy busca el pase ante Dunston EFE
Euroliga Fase Regular

Finalizado

Desde el minuto 15 hasta el 39 el Real Madrid fue a remolque en el Sinan Erdem. Tras un buen comienzo de partido ante el Efes, los de Laso se fueron diluyendo, incapaces de contener a un rival más robusto, y llegaron al último cuarto con 14 puntos de desventaja (74-60), sin ningún atisbo de remontada. Pero el campeón no dejó de creer en la victoria, atajó la notable producción de Moerman (33 de valoración), Micic y Pleiss, apretó las tuercas en defensa, controló el rebote y firmó un último cuarto macizo (8-24) para lograr su noveno triunfo en 11 jornadas de Euroliga. A ambos lados de la pista, Gustavo Ayón (20 puntos, 11 rebotes, tres asistencias y dos robos para un 34 de valoración) lideró una victoria loca de los blancos en Estambul. El premio a su constancia competitiva.

Dos triples academicistas de Randolph y otros dos pasionales de Llull (de vuelta tras cinco partidos de baja) sirvieron al Madrid para equilibrar las revoluciones propuestas de inicio por el Efes. Con Beaubois y Micic agitando el ataque turco y Pleiss disputándose las alturas con Tavares sin complejos, los de Ataman constataron el buen tono demostrado en el primer tercio de la competición, pero los blancos no se quedaron atrás. El vibrante intercambio de golpes se cerró con empate al final del primer acto (23-23). El Efes, el equipo con mejor porcentaje de triples de la Euroliga (45%), se topó con el contundente 6 de 8 madridista (75%) desde el triple en los primeros 10 minutos. A cambio, el cuadro turco diversificó mejor su producción con 11 puntos de Pleiss y cogió mejor carrerilla.

Ataman, técnico del Efes: “Solicitaremos la repetición del partido”

El entrenador del Efes, Ergin Ataman, achacó la derrota de su equipo a la actuación arbitral. “Quiero más respeto, hablaremos con los directivos. Creo que los colegiados han cometido errores muy críticos, importantes y uno de reglamento. Después de una técnica a Dunston, el reloj de posesión debería haber comenzado con el tiempo restante. Faltaban 4 segundos, pero lo reiniciaron con 14. Nos opusimos varias veces, pero ellos dijeron que no. Esa es una regla. Solicitaremos a Euroliga la repetición del encuentro", finalizó. Sin embargo, según las nuevas normas aprobadas el pasado verano por la Euroliga, el reloj de posesión debe volver a 14 segundos para el Real Madrid, en este caso, como así ocurrió.

Comenzaron las rotaciones, pero no bajó el ímpetu ni la electricidad. Larkin y Campazzo recogieron el testigo en la sala de mandos y Moerman y Thompkins se sumaron al baile en la pintura. El Madrid corrigió su inferioridad en el rebote con la aplicada aparición de Ayón, pero el Efes cargó de faltas al Facu (tres en cinco minutos) para achatar a los blancos. Al borde del descanso, el marcador se desniveló a favor de los locales. Se atascaron los de Laso desde el triple (1 de 5 en ese tramo; 12 de 31 al final) y se agigantó la figura de Moerman (14 puntos, cuatro rebotes, dos robos y 20 de valoración en la primera mitad). La suma de circunstancias marcó el viaje del 28-32 del minuto 14 al 47-40 del 18. Una diferencia de +7 que quedó instaurada en el entreacto (52-45).

“Tenemos que mejorar en defensa”, apuntaba Llull en su análisis a vuelapluma, mirando de reojo los 29 puntos concedidos por su equipo en el segundo cuarto. “Hay que mejorar en las situaciones de uno contra uno para entrar en el partido”, refrendó Laso, que recuperó el quinteto inicial en la reanudación. Después de cinco puntos consecutivos de Taylor llegó el susto en las filas madridistas, con una segunda antideportiva a Llull que hubiera supuesto su descalificación. La acción quedó rebajada a falta normal tras la revisión arbitral y, con el de Mahón al mando, el Madrid intentó armar la reacción. La cortó de raíz el Efes. Moerman, Larkin y Micic, con un triple por barba, elevaron la máxima para los turcos y empujaron a los blancos al atolladero (69-54, m. 26). Apenas un dos más uno de Campazzo logró alterar la inercia pesimista de los visitantes. El Efes era más y mejor. El segundo triple de Micic cerró el tercer cuarto y entregó a los de Laso el cartel de misión imposible (74-60, m. 30).

Se resistió a cogerlo el campeón, que hilvanó un parcial de 0-8 abrazado al brío de Deck. Una antideportiva del alero argentino sobre Dunston, la cuarta falta de Campazzo y una canasta de Larkin rebajaron el arrebato madridista. Pero no acabó ahí el partido. El inopinado reenganche blanco ya era un hecho. Después de ocho puntos consecutivos de un sobresaliente Ayón (que ya tiene pasaporte español y dejará de ocupar plaza de extracomunitario en la Liga Endesa) y de un triple de Thompkins, el miedo barnizó las gradas del Sinan Erdem (79-77, m. 37). Un triple de Taylor desde el rincón que valía el empate se estrelló en el aro turco y otro de Llull en el último minuto también. Pero, con 82-81 a falta de 30s, un rebote providencial del sueco dejó el balón en manos del propio Lull. El líder del Madrid sufrió la falta de Pleiss y anotó los dos tiros libres (82-83 a falta de 17s). El cuadro turco quedó grogui y sin respuesta. De manera inverosímil, los de Laso lograron su 9º triunfo en la Euroliga.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información