Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vinicius Júnior presenta sus credenciales

El brasileño supera con nota su primera titularidad en el Madrid y enseña unas virtudes que escasean en la actual plantilla blanca, desequlibrio y uno contra uno

Vinicius Júnior en el partido ante el Melilla.
Vinicius Júnior en el partido ante el Melilla. EFE

La primera vez que Vinicius Júnior intercambió unas palabras con Santiago Solari, actual técnico del Real Madrid, estaba a unas horas de disputar sus primeros minutos oficiales en el fútbol español. Era la noche del 25 de agosto y el plantel del Castilla, dirigido entonces por el argentino, se disponía a cenar cuando el joven brasileño irrumpió en el comedor de Valdebebas. Vinicius se presentó y unas horas después completó su debut con un equipo y en una categoría que ni él ni el club habían previsto. Este miércoles, también de la mano de Solari y de nuevo ante un rival de Segunda B, el Melilla, su nombre figuró por primera vez en la alineación titular del Madrid.

El estreno en Copa le sirvió al Madrid para percatarse de que el chico puede resultar más útil de lo que consideraba Julen Lopetegui. 90 minutos fueron suficientes para comprobar que Vinicius posee unas cualidades que escasean en la actual plantilla blanca, desequilibrio y uno contra uno.

El brasileño completó una actuación sorprendente. Actuó por el flanco izquierdo del ataque y cada vez que contactó con la pelota en posiciones ofensivas el Madrid generó acciones de peligro. Encaró cuando fue necesario, se asoció con criterio, asistió a Asensio en el segundo tanto y rondó su primer gol en más de una ocasión. Que no lo consiguiera fue cosa del larguero y del infortunio en una acción en la que a un palmo de la línea su propio pie frenó un balón que remacharía posteriormente Odriozola. La titularidad que reclamaba insistentemente la directiva madridista desde hace meses dejó ver a un extremo que no abusa del regate y que arma la pierna con facilidad. No es Vinicius un jugador tan plástico y vistosos como su referente, Neymar Júnior, sino un atacante tremendamente potente, capaz de desbordar en carrera y de encontrar situaciones de gol con aparente facilidad.

"Este es mi estilo. Encarar a mi par y ser efectivo y directo, buscando siempre el gol", dijo el joven horas después en unas declaraciones divulgadas en los medios brasileños. Sus rivales confirman que es un jugador con una arrancada fulgurante que le convierte en un elemento difícil de frenar. "Es muy rápido, eléctrico. Una vez que coge el balón y se gira es muy complicado cogerlo porque tiene una velocidad tremenda. Además, cuando llega al área define y elige muy bien", explica el capitán del Melilla Mohamed Mahanan, titular en el duelo ante el Madrid. "Tiene unas condiciones tremendas para ser futbolista y se le ve nivel para jugar en el Madrid", considera el zaguero.

Solari trató de ser más comedido. "El talento lo vemos, pero el fútbol lo componen más cosas", avisó. El argentino es cauteloso, pero advierte de que su crecimiento está condicionado a los minutos de juego: "Tiene sólo 18 añitos, acaba de venir de Brasil hace poco, está adaptándose a un país nuevo, a un continente nuevo… Y al Madrid, que es un mundo en sí mismo, y a otra cultura, otro país, otros amigos... Tiene muchas cosas por aprender, y también un talento muy claro, se ve en cada acción que ejecuta. Su maduración se dará sola, aunque necesita los minutos, evidentemente".

Lopetegui, para enfado del presidente Florentino Pérez y su séquito, no lo veía así. La gestión que realizó con Vinicius fue el foco principal de sus desencuentros. El entrenador nunca atendió a las sugerencias que le llegaban desde los despachos, y, pese a la insistencia de los dirigentes, optó por no darle carrete. Ponderaba que estaba muy verde para jugar en el Madrid y que no poseía los conocimientos tácticos para jugar en la élite. Curiosamente en Melilla el jugador exhibió una facilidad poco común entre los juveniles para leer correctamente las situaciones del encuentro.

La consideración que Solari tiene del brasileño es opuesta a la de Julen. Al argentino le atrae la capacidad del muchacho para regatear y cree que puede ser un activo aprovechable en el presente. En el club lo celebran y Vinicius, de momento, responde positivamente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >