Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Praggnanandhaa, de 12 años, hace sufrir a So, 7º del mundo, en la primera semifinal

El estadounidense, al borde del abismo, se impone por 2,5-1,5, gracias al triunfo en el 4º asalto

Praggnanandhaa, el jueves en León Ampliar foto
Praggnanandhaa, el jueves en León

Si alguien tenía dudas sobre el potencial de Rameshbabu Praggnanandhaa, ya no las tendrá. El prodigioso indio, de 12 años, cayó por 2,5-1,5 ante el estadounidense Wesley So, 7º del mundo, en la primera semifinal del XXXI Ciudad de León. Y a punto estuvo de dar una sorpresa tremenda: se impuso en el primer asalto tras un error garrafal de So; perdió el 2º tras no ver un golpe ganador; hizo tablas en el 3º cuando tenía una ventaja aplastante; y cayó tras una larga lucha posicional en el 4º. Paco Vallejo y Jaime Santos disputarán este sábado la otra semifinal.

Pragg es un genio”. Lo dijo So nada más empezar la conferencia de prensa, a la que en León también asisten los espectadores, pocos minutos después de triunfar al borde del abismo. Ambos invirtieron 35 minutos analizando cada una de las cuatro partidas junto a Pepe Cuenca, uno de los comentaristas del torneo. Pragg apenas habló -excepto para sugerir jugadas en los análisis-, y dio la impresión de que su silencio no se debía a la timidez propia de la edad, sino a las grandes y realistas ilusiones que se había hecho un rato antes de tumbar al 7º del mundo.

Y eso que la pelea inaugural parecía claramente decantada hacia So, quien logró confundir a su joven rival con una apertura rara y una posición no menos extraña. Sin embargo, So volvió a dar muestras de que le cuesta entrar en calor durante los duelos a varias partidas: no fue preciso en la explotación de su ventaja, llegó a un final de claro empate y, cuando podía forzarlo de inmediato, cometió un error garrafal, similar al de la primera partida del año pasado frente al polaco Jan Duda. Nada más debutar en León, Pragg ya había justificado con creces su contratación para la edición 31.

Un momento de la primera partida de la semifinal ampliar foto
Un momento de la primera partida de la semifinal

La hecatombe para So pudo haber sido poco menos que absoluta si el portentoso niño llega a ver el golpe fatal 8 Axf7+ tras un gran error del estadounidense en la apertura del segundo asalto. Pero, omitido ese recurso, So despertó por fin, impuso su oficio e igualó el marcador.

Pero la tranquilidad le duró muy poco, porque Pragg lo enganchó con un golpe magistral en la jugada 19 de la 3ª partida, que dejó al estadounidense contra las cuerdas. Pero So volvió a recurrir a su experiencia competitiva para levantar una posición perdedora y convertirla en medio punto balsámico. Y lo mismo hizo en la última partida, pero esta vez explotando poco a poco durante mucho tiempo una pequeña ventaja. Sin embargo, el marcador final (2,5-1,5) esconde que So estuvo perdido en dos partidas, además de la que perdió. Con independencia de los importantes errores que él cometió, quedo claro que tiene razón: Pragg es un genio.

Más información