Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María José Rienda, presidenta: un éxito de todas las mujeres

La autora, la única mujer que preside una federación deportiva internacional, reflexiona sobre el papel de la mujer en el deporte a raíz del nombramiento de la secretaria de Estado para el Deporte

María José Rienda.
María José Rienda.

Recibí la noticia del nombramiento de María José Rienda como secretaria de Estado para el Deporte llegando a Tarragona para la inauguración de los Juegos del Mediterráneo, a los que acudí como representante del presidente del COI y como presidenta de la Federación Internacional de Triatlón. Y fue una de las mejores noticias del año. Esta vez sí, esta vez las mujeres hemos llegado a lo más alto en la toma de decisiones en el deporte español. No sólo éste es un Gobierno que cuenta con 11 ministras, han decidido contar con nosotras también para el Deporte.

Corría el año 2000 cuando, en una columna escrita desde los Juegos Olímpicos de Sydney, apareció mi nombre como el de la única mujer jefe de una delegación. Esa fue la primera vez que fui consciente de que las mujeres no formábamos parte de los órganos de decisión de las instituciones deportivas en España, y tampoco en la mayoría de los países del mundo.

Fue en ese momento también cuando comprendí que yo no había tenido nunca ningún problema, pero era la excepción a la regla.

En ese momento decidí pasar a la acción y empecé a trabajar sin descanso para mantenernos en esos órganos de decisión y de paso, conquistar otros si con eso ayudaba a mi deporte. Aprendí que la mejor forma de contribuir a la lucha por la igualdad sería siendo ejemplo, animando y apoyando a otras mujeres a que siguieran ese mismo camino.

En el año 2005 me encargaron presidir la Comisión de Mujer y Deporte del Comité Olímpico Español, lo que a su vez me permitió la oportunidad de trabajar con verdaderas especialistas en igualdad de género. Entre otras, con Soledad Murillo, con la que colaboré estrechamente para aplicar la Ley de Igualdad en el deporte. Sin mucho éxito en aquel momento, pero años después se conjugan los astros y vuelve Soledad Murillo como secretaria de Estado de Igualdad al tiempo que nombran a María José Rienda Secretaria de Estado. Supongo que las casualidades no existen.

En la última reunión del grupo de trabajo de Mujer y Deporte que se celebró en mayo en Botswana, ya se había cambiado la forma de referirnos a la situación. Con mis 30 años de gestión deportiva a las espaldas, creo que éste es sin duda el mejor momento para ser mujer. Muchas de las organizaciones deportivas internacionales han regulado el número mínimo de mujeres que debe haber en sus órganos ejecutivos. El COI, por su parte, ha instado a todos sus “socios” principales (Comités Olímpicos y Federaciones Internacionales) a que promuevan la diversidad y la igualdad de género, después de anunciar que en los Juegos de la Juventud de Buenos Aires habrá el mismo número de competidores masculinos que femeninos.

Durante el año 2017 he tenido la ocasión de dirigir un grupo de trabajo en el COI que ha propuesto al Ejecutivo un plan de choque de 25 medidas que han sido aprobadas por unanimidad para que a corto y medio plazo lleguemos a una igualdad de género en el deporte.

Así pues, este nombramiento está en línea con los tiempos. Supone un paso adelante muy importante que nos hace recuperar fuerzas y retomar nuestro empeño con mayor ilusión para seguir trabajando por la igualdad de género. También sé que hay y habrá muchos ojos escrutinando los resultados, y ahí es donde la transferencia de los valores adquiridos como deportista de alto rendimiento ayudarán sin duda a Maria José a salir de esto con éxito. Tendrá, sin ninguna duda, todo mi apoyo, y el de muchos mujeres que trabajamos día a día por conseguir que el deporte deje de ser un territorio masculino y sea más paritario y, por tanto, mucho mejor para todos.

Marisol Casado Estupiñán es miembro del Comité Olímpico Internacional y presidenta de la Federación Internacional de Triatlón.