Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso: “Me quedan muchos años”

El asturiano, que en Canadá disputará su gran premio número 300, asegura que no tiene previsto dejar la F1 a corto plazo

Fernando Alonso firma autógrafos a su llegada a Montreal.
Fernando Alonso firma autógrafos a su llegada a Montreal. AFP

A los 36 años, Fernando Alonso afronta la temporada más agitada de su trayectoria deportiva al combinar dos disciplinas tan exigentes como el Mundial de Fórmula 1 con el calendario más extenso de la historia (21 grandes premios) y el de Resistencia, del que tomará parte en cinco de sus seis citas de 2018. A pesar del desgaste que supone correr en ambos certámenes y de los tópicos relativos a la barrera que teóricamente existe en la F1 para aquellos que cumplen cierta edad, al asturiano no se le pasa por la cabeza abandonar el campeonato con el que se convirtió en referencia y que, además, le ha hecho rico. Después de pasarse la mayor parte de 2017 jugando al despiste con la posibilidad de dejarlo, este jueves, en Montreal, en el que será su gran premio número 300 –carreras habrá disputado dos menos–, Alonso quiso acabar de raíz con cualquier interrogante relativo a su futuro en el ‘circo’.

“Ya firmé el año pasado [con McLaren]. Es un contrato multianual. Me quedan muchos años [en la F1]”, soltó el español de forma muy tajante. “Esta es la categoría top del motor. Es en la que todos soñábamos con estar. Pero es cierto que en los últimos años, con la era de los motores Turbo, las cosas se han vuelto mucho más predecibles”, añadió el punta de lanza de la escudería de Woking (Gran Bretaña). “En la séptima carrera ya sabemos qué va a pasar en las siguientes 14. Esto es muy triste”, añadió el ovetense. “No es cuestión de si estoy cansado o no; sino de que sé que lucharé por el séptimo o el duodécimo puesto, y que en Abu Dabi, cuando termine el año, estaré peleando por eso mismo”, argumentó el bicampeón del mundo con Renault (2005 y 2006).

El de Alonso es un caso único en la parrilla. Sus dos títulos son, a ojos de la mayoría, muy poco botín por la capacidad que posee. Si los expertos del paddock están de acuerdo en esa reflexión, todavía lo están más en considerar que la razón de ello es que el chico es tan bueno dentro de la pista como errático fuera de ella, cuando tiene que tomar decisiones. Su regreso a Renault en 2008 y 2009, huyendo de McLaren, aún se entiende mejor que la vuelta a la estructura británica en 2014, tras su paso por Ferrari. “Sé que tuve algunas oportunidades perdidas en el pasado, pero estoy contento con lo que he conseguido”, zanjó Alonso, que para este Gran Premio de Canadá recibirá una actualización del motor Renault de su monoplaza, con la que McLaren espera dar un pequeño paso hacia delante.

Más información