Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlsen triunfa en el desempate

El campeón del mundo, invicto y luchador pero no muy brillante, se impone a Giri en las rápidas

Carlsen llega a la sala de juego el pasado día 28 Ampliar foto
Carlsen llega a la sala de juego el pasado día 28

Sin arrasar como antes, pero con gran eficacia. Así ha ganado Magnus Carlsen por 6ª vez el torneo Tata Steel en Wijk aan Zee (Holanda) tras superar en el desempate relámpago por 2-1 al holandés Anish Giri, de 23 años, quien ha firmado la mejor actuación de su carrera. Ambos terminaron invictos y con medio punto de ventaja sobre el ruso Vladímir Krámnik y el azerbaiyano Shajriyar Mamediárov.

Carlsen ha ganado a los cuatro rivales más débiles (Jones, Matlákov, Adhiban y Hou) y al estadounidense Wesley So, y ha empatado con los otros ocho. Su mayor eficacia ha estado en los finales de partida, incluso en el primer asalto del desempate contra Giri (dos partidas con tres minutos más cinco segundos por jugada), cuando logró la victoria que se tornó decisiva porque el holandés no logró aprovechar su ventaja en la segunda partida.

Un 40% de las 91 partidas disputadas en trece rondas han sido victorias, lo que supone un índice claramente superior al de otros cerrados. Ese dato fortalece la opinión de quienes propugnan más torneos donde haya mucha desigualdad inicial entre los favoritos y los destinados en teoría a los últimos puestos, en lugar de los habituales seis u ocho jugadores de superélite que se enfrentan entre sí con gran abundancia de empates aburridos. Lo que está ocurriendo estos días en el torneo de Gibraltar -el mejor abierto del mundo- incide en la misma línea: ayer, en la quinta ronda, hubo victorias en diez de las quince primeras mesas.

Anish Giri, poco antes de empezar una partida en Wijk aan Zee ampliar foto
Anish Giri, poco antes de empezar una partida en Wijk aan Zee

De los cinco participantes que también disputarán el Torneo de Candidatos en Berlín del 10 al 28 de marzo, el excampeón Krámnik, de 42 años, es quien ha dado una impresión de mayor fortaleza si sumamos los aspectos técnico y psicológico: 3º, con seis victorias (nadie más ha logrado tantas) y un salto al tercer puesto de la lista mundial son argumentos para tenerlo muy en cuenta dentro de mes y medio. Podría pensarse que Mamediárov merece más esa distinción simbólica: empatado en el tercer puesto con Krámnik; cinco victorias, al igual que Carlsen y Giri; y ha subido al segundo lugar del escalafón mundial, con un juego intrépido y lleno de complicaciones en muchas partidas. Pero hay un hecho que enturbia esa brillante tarjeta de visita: en la penúltima ronda, cuando era un claro candidato al primer puesto, buscó un empate rápido frente a Gwain Jones, quien luego manifestó: “No entiendo la mentalidad de Mamediárov. Me ha jugado la supersólida Defensa Petrov cuando debía buscar posiciones complicadas en coherencia con sus probabilidades de ganar el torneo”.

A pesar de su 5º-6º puesto, empatado con un vigoroso Viswanathan Anand de 48 años, el estadounidense Wesley So no impresiona como solía hace un año, cuando se situó el 3º del mundo. Sin embargo, ahora mismo es el 4º y su solidez está fuera de duda. Aún más rocoso está, en su línea habitual, el subcampeón del mundo Serguéi Kariakin, 7º e invicto, con dos victorias y once empates; casi nunca brilla, pero rara vez pierde. La única decepción entre los cinco candidatos ha sido Fabiano Caruana, 10º y perdiendo 26,6 puntos de Elo. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que en situaciones así, a sólo mes y medio de una cita muy importante, el rendimiento de los jugadores puede ser engañoso, tanto desde el punto de vista técnico (por las ideas de aperturas que esconden) como psicológico.

En el capítulo de las decepciones hay una doble presencia china. El portentoso Yi Wei, de 18 años, lleva un par de años estancado con la excepción de Wijk aan Zee 2017, donde jugó mucho mejor que este año. Como atenuante debe señalarse el duro revés psicológico que sufrió en la sexta ronda, cuando perdió de manera incomprensible una posición fácilmente ganadora ante So. Algo parecido ocurre con la mejor jugadora del mundo, Yifán Hou, aunque su caso el problema es otro: ha decidido cursar una carrera universitaria, lo que resulta difícilmente compatible con el ajedrez de élite.

Vladímnir Krámnik ampliar foto
Vladímnir Krámnik

Clasificación final: 1º-2º Carlsen y Giri, 9 puntos; 3º-4º Krámnik y Mamediárov, 8,5; 5º-6º Anand y So 8; 7º Kariakin 7,5; 8º Svídler 6; 9º-11º Yi Wei, Matlákov y Jones, 5,5; 12º Caruana, 5; 13º Adhiban, 3,5; 14º Yifán Hou 2,5.

Más información