Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El City y el United se gastan más en el mercado de fichajes que todos los equipos españoles hace un año

Los dos equipos de Manchester se han gastado 240 y 164 millones de euros, respectivamente

Mendy, nuevo defensa del City. En vídeo, el entrenador del equipo, Pep Guardiola, analiza los elevados precios del actual mercado de fichajes.

Resta un mes para que se cierre la ventana de transferencias veraniega y queda mucho dinero por mover, pero ya hay tendencias que impactan en el mercado futbolístico, desatado como nunca en algunas latitudes en las que ha entrado no solo el dinero de los derechos de televisión sino el de inversores de procedencia exótica. Ocurre en Inglaterra, donde solo entre City y United ya se han gastado más (240 y 164 millones de euros, respectivamente) que toda la Liga española el pasado verano (341 millones).

El City y el United se gastan más en el mercado de fichajes que todos los equipos españoles hace un año

Los equipos de la Premier League ya han destinado a reforzarse más de mil millones de euros, el 75% de lo que pagaron en el último mercado de fichajes estival. Si la mirada se dirige a Italia, también se observa disparada la alerta del gasto, que ya frisa los 716,30 millones que gastaron los integrantes de la Serie A a 31 de agosto pasado. Allí el Milán tira la casa por la ventana y por primera vez desde 2001 supera y por mucho los cien millones de euros en refuerzos.

Todo se disparará aún más si dos de las operaciones latentes, la de Neymar y la de Mbappé, se concretan sobre las cifras que se manejan: más de 200 millones de euros por el delantero brasileño y 170 por el galo. “Es insostenible”, clamó hace unos días Daniel Levy, el primer ejecutivo del Tottenham. “Hay clubes que gastan mucho más de lo que ganan”, advierte Levy, que levanta un nuevo estadio cuyo coste se dispara hasta los 800 millones de euros. “Captaremos más aficionados y generaremos negocio con la filosofía de formar jugadores”, apunta. Los Spurs ficharon el pasado verano por 83 millones a cuatro futbolistas (Sissoko, Janssen, Nkoudou y Wanyama) y apenas el último logró asentarse con continuidad en el once. En lo que va de verano han recaudado 80 millones en ventas y solo por el lateral derecho Kyle Walker ingresaron 51.

El City y el United se gastan más en el mercado de fichajes que todos los equipos españoles hace un año

La zaga más cara

Walker, que ya tiene 27 años, conformará en el Manchester City la zaga más cara que se recuerda junto a Stones, por el que hace un año pagaron 55, Otamendi, que llegó tras abonar 44 millones al Valencia hace dos años, y Benjamin Mendy, que acaba de romper todas las plusmarcas para convertirse en el defensa más caro de la historia: 57 millones de euros recaudó el Mónaco tras pagar 13 por sus servicios hace un año al Marsella. Además, en la meta se estrenará a las órdenes de Guardiola el brasileño Ederson, que costó 40 millones, y en la recámara se quedaría el exmadridista Danilo, con una tarifa de 30. El City, que ha invertido 138 millones en laterales, ya acumula un gasto que se acerca al tope histórico marcado por el Madrid cuando en 2009 pagó 257 millones para hacerse con Cristiano, Kaká, Alonso, Benzema y Albiol.

El City y el United se gastan más en el mercado de fichajes que todos los equipos españoles hace un año

“Ahora todo el mundo paga mucho por los buenos jugadores. Hablamos de dinero con facilidad”, resuelve José Mourinho. El United adquirió el año pasado a Pogba por 105 millones de euros, la mayor cantidad pagada hasta hoy por un futbolista, y se disparó hasta un total de 185. Ahora se acerca a esa cantidad tras cerrar el pase del centrocampista defensivo Matic, procedente del Chelsea. El club de Old Trafford prevé cerrar la temporada con un beneficio bruto próximo a los 200 millones de euros pese a no haber participado en la última Champions. Los grandes clubes ingleses captan ingresos sobre todo a partir de los derechos de televisión y de un plan de internacionalización de patrocinios por regiones. El fair play financiero exige balances equilibrados y limitar las aportaciones dinerarias externas, pero durante un tiempo equipos participados por capital de procedencia árabe como el City o el PSG prefirieron pagar sanciones.

Ocurre que los mejores jugadores, los que están en la cima, juegan en España. En las ocho últimas ediciones del Balón de Oro, de 24 posiciones en el podio 22 eran futbolistas de la Liga, con apenas dos bronces para Ribèry y Neuer, del Bayern. Messi, Cristiano, Griezmann, Neymar, Iniesta y Xavi han sido durante ese tiempo las máximas referencias. Otros se han quedado atrás, como la Liga italiana, otrora todopoderosa y ahora impactada por la inversión del grupo chino Haxia en el Milán. 190 millones de euros, la renovación del joven meta Donnarumma y la promesa de nuevos fichajes que se sumarán a los de Bonucci, André Silva, Conti, Çalhanoglu, Musacchio o Biglia alertan sobre el movimiento que allí se produce y que ya ha suscitado algún resquemor. “Están perdiendo la cabeza y pagarán las consecuencias”, valoró James Pallota, presidente de la Roma, que con Monchi a los mandos de la dirección deportiva ha destinado por ahora 88 millones de euros para fichar. De inmediato desde el Milán pidieron confrontar balances y apuntaron que gastarán en salarios apenas el 60% de sus ingresos. “No somos aficionados, calculamos nuestras inversiones”, apuntó Marco Fassone, el consejero delegado milanista. Así que Pallota acabó por recular. “Me disculpo si la información que tengo es inexacta. Es importante es que el fútbol italiano de la mano del Milán vuelva a ser fuerte en Europa y con un campeonato fuerte y sostenible”. El dinero es el motor de la ilusión. 

La Liga española, la más perezosa de las grandes

El mercado de fichajes en España es el más perezoso de las grandes ligas. El gasto a final de julio llegó hasta los 341 millones de euros, lo que significa un balance negativo de ochenta millones respecto a los traspasos, pero no muy alejado de los 458 con los que se cerró el último verano. Las dos últimas campañas los clubes españoles habían roto la tendencia de las tres ventanas estivales anteriores cuando los ingresos superaron lo invertido en fichajes. En 2015 se llegó a un tope de gasto de 520 millones de euros. Vitolo (36 millones), Nélson Semedo (30,5) y Theo Hernández (30) lideran el ránking de las transferencias más caras y con los tres grandes como protagonistas.

Pero es el Sevilla el que lidera la inversión por equipos con 61 millones. Mientras tanto, la clase alta y media de la Liga sigue haciendo las maletas porque no solo Morata se fue al Chelsea por 65 millones de euros. Por cantidades entre los 18 y los 12 millones Roque Mesa ya está en Swansea, Mussachio en Milán, Iborra se marchó al Leicester, Yuri Berchiche al PSG y Camacho al Wolfsburgo.

Más información