Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PIRAGÜISMO

Beatriz Manchón lucha por la igualdad en el Descenso del Sella

La expiragüista reclama que la competición asturiana deje participar parejas mixtas en la categoría absoluta

Manchón, en primer término, durante la prueba k-4 femenino de los Juegos de Pekín 2008.

La sevillana Beatriz Manchón, de 41 añosha ganado tres veces el campeonato del mundo de piragüismo y se ha colgado 15 medallas; tiene en su palmarés también 22 medallas del campeonato de Europa, seis de oro; y ha sido olímpica en cuatro ocasiones (Atlanta 96, Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008) en las que sumó un total de siete diplomas. Ahora, cuatro años después de su retirada como profesional, quiere lograr algo que va más allá de su ambición deportiva: participar junto a Manuel Busto, su pareja desde hace un tiempo en K-2, en la máxima categoría del Descenso del Sella, que se celebra este sábado. Una puerta que le ha cerrado la organización de este evento con 87 años de historia por segundo año consecutivo, obligándoles a competir en la modalidad mixta.

"Segundo año sin poder competir", denunció este lunes Manchón en las redes sociales. "Esto lo tenemos que conseguir. Deportistas de cualquier nivel y edad en la categoría reina, excepto mujeres".

Su empeño es decidido. Manchón considera que el reglamento es discriminatorio y su reivindicación persigue la igualdad de las mujeres en el deporte. La organización del Sella contempla dos modalidades sénior (hombre y mujer) y una mixta única, que es en la que la pareja Manchón-Busto podría inscribirse. Esta categoría tiene un recorrido menor, del Puente de Arriondas al ferrocarril de Llovia, de 15 km de distancia, mientras que las absolutas compiten desde la misma salida, pero hasta Ribadesella, a lo largo de 20km. "La categoría reina está abierta a todos y debería llamarse absoluta y no sénior, ya que engloba todas las edades y todos los niveles. Una persona que no haya competido nunca puede hacerlo. Las únicas que están excluidas son las mujeres, por el simple hecho de serlo", asegura la deportista. Manchón añade que, además de que el recorrido sea menor, la categoría mixta sale 500 metros más atrás que la sénior. "Las mujeres no tienen ninguna posibilidad con estas normas", sostiene Manchón.

La sevillana señala que la Real Federación Española de Piragüismo avala su petición. Según la normativa recogida en este organismo sobre la liga de ríos y maratones, las mujeres pueden competir en embarcaciones mixtas en categorías de hombres, siempre que no compitan en embarcación doble femenina. Un requisito que Manchón cumpliría compartiendo piragua con Busto. El Instituto Asturiano de la Mujer también ha apoyado por escrito la solicitud de la piragüista, al considerar que este caso “refleja la limitación al avance y la participación igualitaria de las mujeres en el ámbito deportivo”.

Juan Manuel Feliz, presidente del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS), afirma que no depende de ellos la decisión de dejar competir a Manchón y Busto y que no tendrían ningún problema en que compitiesen de esta forma siempre que la Federación Española de Piragüismo y la Federación Internacional de Piragüismo lo autorizasen. “Nuestro reglamento está en sintonía con estas dos federaciones y lo que dice la liga de ríos y maratón no nos afecta. El Sella es una competición especial que se encuadra dentro de la Maraton World Series”, añade.
El presidente insiste en que las reglas “siempre han sido estas” y que de las más 860 embarcaciones que competirán este sábado solo existe una reclamación de este estilo por parte de Manchón y Bustos.

“En el Sella pueden competir mujeres, pero nos relegan atrás y no tenemos la opción de entrar en la categoría más alta. Si yo me veo capacitada para competir con los 20 primeros del Sella, ¿por qué no puedo?”, se pregunta la piragüista. Manchón garantiza que este año no participará si no les conceden este permiso. “Vamos a competir en el Descenso del Miño, que tiene unas características parecidas, y en el que nos dejan remar en un K-2 mixto en la categoría sénior”, anuncia.

La deportista recuerda que el año pasado, cuando por primera vez solicitó al CODIS, la respuesta fue negativa. “El Sella no reconocía hasta hace pocos años a la mujer vencedora de esta competición. No había ceremonia, ni se subía al pódium. Están muy lejos de situarse en este siglo”, denuncia la campeona. Feliz desmiente por su parte esta versión y asegura que las mujeres llevan ganando premios más de 20 años.

Manchón niega que haya querido imponer su currículum o sea un capricho personal para competir en esta carrera y mantiene una visión optimista sobre el futuro. "Esto se va a conseguir, por las características de la carrera, por la importancia ahora mismo de las mujeres en el deporte y por sus nuevas inquietudes. No sé si yo lo conseguiré, pero lo harán otras", vaticina. 

En esta batalla, una petición de change.org dirigida al presidente del CODIS cuanta ya con 59.931 firmas. "A Bea no le permiten competir en la categoría K2-Sénior junto a su pareja Manuel Busto solo por ser mujer. Como lo oyes. El año pasado no se lo permitieron. Es algo que no sucede en el resto de categorías. ¿Cuál es la diferencia?", se puede leer en la descripción de la petición, registrada por Óscar García Busto.