Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más volumen y más intensidad: el plan de trabajo del Madrid para Cardiff

Durante los diez días de preparación para la final de la Champions, el equipo de Zidane hará primero sesiones más largas y después más intensas

Final de la Champions League 2017 Ampliar foto
Los jugadores del Madrid en el último entrenamiento previo al partido contra el Málaga. EFE

Zinedine Zidane concedió dos días y medio de descanso a la plantilla después de conseguir en Málaga la Liga número 33. Las celebraciones terminaron en la madrugada del lunes, a mediodía la plantilla visitó al Ayuntamiento y a la Comunidad y después pudo romper filas. El técnico convocó a sus jugadores el miércoles por la tarde (Bale y Carvajal ya se han unido al trabajo de equipo). Sergio Ramos se fue a pasar unos días con la familia a Camas, otros jugadores (como Morata o Asensio) se quedaron en Madrid, algunos (como Benzema) aprovecharon para irse a Francia y los otros decidieron pasar unas horas fuera de España.

Lo mismo hizo Zidane la temporada pasada antes de preparar la final de Champions de San Siro. Dio un par de días de descanso a sus jugadores para que recargaran pilas. A Milán el equipo voló el día antes de la final (viernes) para disputar el último entrenamiento y las ruedas de prensa en el estadio de San Siro. Este año el plan de viaje será el mismo; el conjunto blanco volará a Cardiff el viernes 2 y se entrenará por la tarde en el Millennium Stadium.

Desde la vuelta a los entrenamientos del miércoles hasta el día de la final (sábado 3), el técnico francés tiene diez días de trabajo y sin partidos de por medio. A estas alturas de la temporada, aunque el equipo estuviera acostumbrado a jugar cada tres días, no hay riesgo de perder ritmo de competición. Zidane ha dividido los diez días de entrenamiento en dos tramos. Esta semana se trabajará más el volumen por lo que las sesiones durarán un poco más de lo normal; mientras que a partir del lunes, durarán menos pero serán más intensas.

La Juve, por otro lado, que llegó a su última final (Berlín 2015) con una espera de casi tres semanas -el tiempo que transcurrió entre la consecución del scudetto y la cita en el Olympiastadion- tiene todavía una jornada de Liga por disputar. No se juega nada, pero tiene que visitar el campo del Bolonia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información