Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turín parece un congreso de tasadores de Mbappé

Real Madrid, Manchester United, Manchester City, PSG y Arsenal han reunido más de 100 millones de euros para competir por la contratación del futbolista del Mónaco

Mbappe, tras marcar un gol a la Juve.
Mbappe, tras marcar un gol a la Juve. Getty

El sol de la primavera calentó la llanura, se derritió un poco más el hielo en las cumbres que rodean el Valle de Aosta, y el mercado del fútbol se preparó para un verano de gran ebullición aprovechando que el Juventus Stadium acogía a Kylian Mbappé.

El Juventus-Mónaco fue el escenario de un partido histórico este martes. Más allá del resultado de la semifinal de Champions. El campo fue el foco de lo más parecido a un congreso mundial para establecer la tasación de Mbappé. La expectación fue descomunal. Los agentes consultados en Turín aseguraron que solo recuerdan dos precedentes que despertaron un interés y una concurrencia semejante en el mercado: Diego Maradona en Boca Juniors, en 1982, y Ronaldo Nazario en el Barça, en 1997.

Los intermediarios señalan que Real Madrid, Manchester United, Manchester City, PSG y Arsenal han reunido más de 100 millones de euros para competir este verano por la contratación de un futbolista con potencial de figura de época. Cada uno de estos clubes envió emisarios para informar sobre el jugador en unas condiciones especialmente interesantes: las más complicadas posibles. Las condiciones ideales para saber hasta dónde puede llegar. No defraudó a nadie.

El proceso inflacionista que ha desencadenado el goleador parisino del Mónaco, de solo 18 años, no tiene precedentes en la última década. Para asistir al precedente más cercano los agentes FIFA evocan la temporada 1996-97, cuando Ronaldo metió 34 goles en 37 partidos con el Barça a la edad de 20 años disparando su precio en el mercado. Descartan a Messi porque el Barça nunca lo puso en venta. En cambio, señalan que el Mónaco ha puesto en el escaparate a su estrella.

"Yo me quedaré en el Mónaco hasta el final de temporada", dijo el jugador al salir del vestuario, completamente exhausto, pálido y sin poder caminar con soltura. "Quedan dos o tres partidos que debemos jugar y la prioridad del club es ganar la Ligue 1. Así es que si hay ofertas las estudiaré luego".

Las grandes expectativas despertadas por Mbappé se fundamentaron en el cruce con la Juventus en la ida de la semifinal, la semana pasada, en Mónaco. Los analistas consideran que, más allá del resultado, el jugador exhibió condiciones tan raras que calculan que ahora su precio se sitúa entre los 100 y los 120 millones de euros. Tomaron en cuenta un hecho: en el mundo del fútbol no existe un laboratorio más exigente que la defensa de la Juventus para medir a un delantero.

El factor determinante para elevar la cotización fue la presencia de Chiellini, Bonucci, Barzagli y Buffon, vértice de la estructura defensiva más áspera que existe. No encajaban un gol desde la fase de grupos. Mbappé marcó a un toque un pase de Moutinho en el minuto 69 pero no fue lo más relevante de su actuación. Factores como su capacidad para elegir la mejor opción, sus recursos técnicos, o la interpretación de conceptos tácticos en la máxima exigencia tienen asombrados a los responsables de los clubes más poderosos del continente. Allí donde Messi, Suárez y Neymar sufrieron para maniobrar, Mbappé se encontró relativamente bien. Un caso fuera de lo normal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información