Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zozulya: “Si tengo que elegir entre el fútbol y mi familia, la respuesta es clara”

El delantero ucranio desliza en varios medios de su país que no regresará al Rayo Vallecano por miedo a no poder proteger a su familia

Momento de la protesta contra Zozulya de la afición del Rayo.
Momento de la protesta contra Zozulya de la afición del Rayo. EFE

Mientras en Vallecas medio centenar de aficionados del Rayo se concentraban para mostrar su rechazo a Zozulya y pedir la marcha de su presidente, Raúl Martín Presa, el jugador ucranio deslizaba en algunos medios de su país lo que la gran mayoría de la afición rayista quiere escuchar: que se pondrá la franja. Roman Zozulya parece haber decido no jugar en el Rayo Vallecano. El motivo, el miedo por su familia. "Es muy evidente. El fútbol es mi vida, pero si tengo que elegir entre el fútbol y mi familia, la decisión es bastante evidente", reconoció Zozulya en la radio Hromadske Radio.

El jugador, acusado de neonazi por la afición rayista, se encuentra ahora misma en Sevilla, donde parece que permanecerá, al menos, hasta junio. "Aquí estamos seguros. Siento que tengo el respaldo de la gente y de la prensa", confiesa el delantero. Esa seguridad y tranquilidad que siente en Sevilla, nadie podía garantizársela en Vallecas. "Me dijeron de probar allí durante dos o tres semanas, a ver si no pasaba nada. ¿Probar?, Eso no parece que garantice mi seguridad, ¿pueden garantizar la de mi hija en el parque? Entre fútbol y familia, lo primero es mi familia. Creo que la respuesta sobre volver o no es clara y directa. Puedo no llevar a mi familia, pero creo que deben estar conmigo", manifestó Zozulya en la web ucraniana Tsn,donde afirmó que es la propia dirección del Rayo quien tampoco quiere que vuelva: "Lo vi en sus ojos durante la reunión del jueves. La misma dirección del Rayo no quiere que vuelva, tiene miedo. Teme que me pase algo y eso se vuelva contra ellos".

Zozulya, que dijo ser consciente de las pocas opciones que tiene de ir a la selección este verano pese al respaldo del técnico Andriy Shevchenko, declaró que la afición del Rayo le llama "fascista por apoyar al ejército de mi país, pero es toda Ucrania el que lo apoya, y yo no voy a abandonarles". El jugador contó que trató que conversar con algunos hinchas, pero el encuentro no sirvió para mucho: "Intenté hablar con los hinchas del Rayo, hacerles entender, pero no quieren. Algunos aficionados me dijeron que eran prorrusos, que apoyaron a los prorrusos en Donbass, no puedo entenderlo. ¿Cómo voy a jugar para un equipo que es prorruso?", concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.