Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla prohíbe cualquier distintivo de “Biris” o “Biris Norte” en el Sánchez Pizjuán

La Comisión Estatal contra la Violencia los define como “grupo violento” y obliga al club a tomar esta medida

Sergio Ramos se encara con los Biris.
Sergio Ramos se encara con los Biris.

El Sevilla ha emitido un comunicado en el que aclara que prohibirá cualquier distintivo o pancarta en el que aparezca la palabra “Biris” o “Biris Norte” en su estadio, el Ramón Sánchez Pizjuán, y ha añadido que esta medida también se aplicará en los estadios donde el Sevilla actúe de visitante. “Conforme al estricto cumplimiento del requerimiento realizado por la mencionada Comisión Estatal, el Consejo de Administración del Sevilla FC ha decidido que desde el día de la fecha y de manera indefinida en el tiempo, NO se permitirá el acceso al Estadio Ramón Sánchez Pizjuán de ninguna pancarta, bandera, o cualquier otro elemento de animación, que contenga, total o parcialmente, la terminología de “Biris” o “Biris Norte”, sus siglas o sus símbolos identificativos. Dicha medida será igualmente aplicada en todos los estadios en los que el Sevilla FC actúe como equipo visitante”, afirma el Sevilla en un comunicado publicado en su página web.

El club andaluz explica que las autoridades han decidido tildar de “grupo violento” a los Biris como consecuencia del Auto Judicial con fecha de 22 de diciembre de 2016. Según este auto, emitido tras los incidentes en La Taberna El Papelón en la previa del partido entre el Sevilla y la Juventus de la Liga de Campeones y remitido al club por el Juzgado de Instrucción nº 19 de Sevilla, estos hechos fueron protagonizados exclusivamente por miembros de los Biris. Entre los identificados se encuentran un total de 14 individuos, que afirmaron ser seguidores del club. En concreto, 11 de ellos eran abonados del Sevilla. Todos estos abonados fueron expulsados de forma inmediata y no podrán volver a ser socios de la entidad andaluza.

Los incidentes de la previa del choque ante la Juventus se saldaron con tres heridos, uno de ellos apuñalado de gravedad que necesitó atención médica durante varias semanas.

El Sevilla entiende que estos incidentes han colmado la paciencia de las autoridades, que han decidido dar un paso más para obligar al club, con la legislación en la mano, a prohibir cualquier distintivo con el símbolo de los Biris.

El Sevilla ha dejado claro también que esta decisión no tiene nada que ver con la polémica suscitada con los insultos que se han venido denunciando por los informadores de la Liga en el Sánchez Pizjuán desde hace dos años y medio. El Sevilla ya solicitó también a sus aficionados el fin de los insultos en el Ramón Sánchez Pizjuán después de lo acontecido con Sergio Ramos, capitán del Madrid, y la petición de cierre parcial del estadio solicitado por el Comité de Competición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información