Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El veloz aprendizaje de Sampaoli

El Sevilla, guiado por N’Zonzi, ha crecido hasta ser un equipo ordenado y reconocible

N'Zonzi celebra su gol ante el Atlético.
N'Zonzi celebra su gol ante el Atlético. REUTERS

“Ha sido muy importante ganar cuando no se jugaba bien”, señalan desde el cuerpo técnico del Sevilla, que de la mano del jefe, Jorge Sampaoli, se ha instalado en lo más alto de la Liga. “Cuando llegó no conocía nada”, afirman desde el club con respecto a un entrenador que está comenzando a superar las dudas que ofreció en el inicio de la competición. A pesar de esos lógicos titubeos, todo fueron apoyos a Sampaoli desde las altas esferas del club. Ahora, con el equipo segundo con 20 puntos después de haber derrotado al hasta ahora invencible Atlético de Madrid, la felicidad se ha instalado en el Sevilla.

MÁS INFORMACIÓN

Con una sola derrota en la Liga y segundo de grupo en la Liga de Campeones, empatado con la Juventus, primera, el conjunto andaluz ha ganado todos sus partidos en el Sánchez Pizjuán, donde muestra una fiabilidad absoluta. Solo el tiempo determinará si el Sevilla tendrá talento y plantilla como para instalarse en la pelea por la Liga. “La historia dice que eso ha sido imposible en los últimos años, aunque tenemos esa ilusión y momentáneamente sí podemos decir que le hemos jugado de tú a tú a Atlético, Barcelona y Real Madrid”, afirmó Sampaoli tras vencer al cuadro de Simeone.

Lo significativo para los dirigentes del Sevilla es el proceso de aprendizaje del entrenador, que ha hecho crecer al equipo hasta convertirlo en un grupo ordenado y fiable. El Sevilla, en los primeros encuentros de Liga, como en el choque ante el Espanyol (6-4), fue una auténtica locura, así como en los duelos contra Las Palmas o Athletic, equipo este último contra el que concedió su única derrota en la Liga (3-1). Varias decisiones han contribuido a la mejoría del Sevilla. La primera, la consolidación de la estructura defensiva, asentada en los dos últimos partidos con una zaga de tres centrales. El Sevilla, que llegó a conceder siete remates a portería ante el Athletic o seis ante Espanyol y Leganés, no recibió ningún remate a puerta contra el Dinamo y solo tres ante el Atlético. En ambos choques jugó con tres centrales (Pareja, Rami y Mercado).

“No siempre jugaremos con tres centrales. Depende del rival”, aclaran desde el cuerpo técnico. No obstante, el paso adelante de los centrales contribuye también a liberar defensivamente a un hombre clave como N’Zonzi. El centrocampista francés juega y distribuye, pieza básica en un once que los aficionados empiezan a reconocer de memoria. Otro aspecto importante es que Sampaoli ha dejado de hacer rotaciones aun con el riesgo que supone quemar a sus mejores hombres, donde sobresalen el citado N’Zonzi, Nasri y un gran Vitolo, que ha pasado de jugar de lateral a tener libertad absoluta.

N’Zonzi, moldeado por Emery, anterior entrenador, en los aspectos defensivos, es ahora el guía del Sevilla. Como a Vitolo, Sampaoli le ha dado libertad de movimientos y posibilidades de asociarse. Con una cláusula de 30 millones, el francés se ha destapado como otro de los aciertos de Monchi. “El Sevilla de inicios de Liga no le hubiera ganado al Atlético. Sampaoli ha ido aprendiendo de la competición y ha ido conociendo a su plantilla”, sentencia Pablo Alfaro, exsevillista y uno de los mitos de la afición andaluza.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.