Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alves detiene otros dos penaltis en el Valencia-Atlético y agranda su leyenda

Elbrasileño detiene los lanzamientos de Griezmann y Gabi y se confirma como el mejor 'parapenaltis' de la historia de la Liga

Griezmann lanza el penalti ante Alves. Ver fotogalería
Griezmann lanza el penalti ante Alves. EFE

Una semana después de alcanzar el récord de la Liga de penaltis parados, deteniendo la pena máxima lanzada por el jugador del Leganés Szymanowski en Butarque, Diego Alves lo volvió a hacer. Y por dos veces. Esta vez en Mestalla, en su casa, ante todo un Atlético y ante dos lanzadores de la categoría de Griezmann y Gabi. El brasileño hizo lo que mejor sabe hacer y detuvo los dos lanzamientos desde los 11 metros.

Alves ha parado 19 penaltis de los 41 que le han lanzado en la liga española; dos más los tiraron fuera los lanzadores y solo 20 fueron gol. Su expediente en todas las competiciones en España es de 22 paradas en 45 penaltis. La cifra reafirma su condición de mejor parapenaltis en la historia de la Liga. Quien se enfrenta a Alves ya sabe que tiene más posibilidades de fracaso que de éxito.

Frente a Griezmann, Alves ganó de nuevo la guerra psicológica. Después de prolongar las protestas por la señalización de la pena máxima cometida por Nani sobre Correa, Alves se acercó al punto de penalti, regresó despacio hasta su portería, se detuvo en el trayecto para subirse las medias y prosiguió lentamente hacia la línea de gol hasta situarse bajo los palos. Con tranquilidad, el portero del Valencia permaneció estático y esperó la carrera de Griezmann hasta la última milésima de segundo. La intuición y reflejos de Alves volvieron a surtir efecto. El meta adivinó la trayectoria del disparo del francés y se sacó una mano salvadora, la izquierda, rectificando en el vuelo, para desviar a córner el lanzamiento del delantero francés.

“La parada de primer penal fue maravillosa, es una virtud del portero”, dijo Diego Simeone, tras el partido. “Una parada tremenda”. El entrenador se rindió al guardameta aplaudiendo desde la banda.

No quedó ahí la mañana triunfal de Alves. Ya en la segunda mitad, y con el Atlético con ventaja en el marcador, en el minuto 69, el portero brasileño se vio en la misma tesitura tras una zancadilla de Mario Suárez a Griezmann. Otra vez en la línea de gol y un nuevo penalti en contra. En esta ocasión fue Gabi, tirando de galones, quien se puso frente a Alves. Seis de seis llevaba el capitán rojiblanco en Liga antes de medirse frente al brasileño. Y falló, erró en su séptimo lanzamiento, blando, raso y con poca colocación.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información