Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “El resultado es engañoso”

El técnico reconoce que la expulsión de Lora fue clave para cerrar el partido

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique, en un momento del partido contra el Sporting de Gijón. JUAN MANUEL SERRANO ARCE GETTY IMAGES

El Barcelona ganó por muchos goles pero su juego convenció poco. El Sporting buscó las cosquillas a los azulgranas arriba, cerca del área de Ter Stegen, y el juego de los chicos de Luis Enrique no fue fluido ni persuasivo. “El resultado es engañoso”, reconoció el técnico después del partido. “Pero hemos jugado un buen partido”.

La presión del equipo de Abelardo dificultó la construcción del juego azulgrana y consiguió que el balón se moviera más en campo catalán que asturiano. “Sabíamos que sería un partido muy intenso”, se sumó Sergi Roberto, autor de dos asistencias y clave en el juego ofensivo del Barça. “La primera parte no has costado porque apretaban muy bien”, agregó. La pasión con la que el Sporting y El Molinón viven el fútbol, sin embargo, no es nueva para Luis Enrique, formado en las categorías inferiores rojiblancas: “Siempre es difícil jugar aquí. Los partidos se viven con mucha intensidad”. La efectividad de Suárez y Rafinha fue la mejor medicina contra el ardor asturiano. “Los goles nos dieron margen y tranquilidad”, confirmó Sergi Roberto. Su compañero en el costado derecho, André Gomes, activo en plena comprensión del Sporting, simplificó la primera mitad: “Fuimos prácticos”. El portugués, una de las cinco novedades que presentó Luis Enrique en El Molinón, volvió a jugar de interior tras pasar un par de partidos por el pivote. “El club sabe dónde me gusta jugar, pero intento hacerlo bien donde me piden. Acabo satisfecho de mediocentro o de interior”.

La polivalencia del ex del Valencia es una muestra de la versatilidad de la plantilla, algo que siempre reivindica el técnico: “Tengo muchas posibilidades. Los triángulos que han formado el lateral, el interior y el extremo de cada banda han estado muy bien. En función de cómo juega el rival y del estado de forma, podemos hacer cambios. Es importante tener recursos”, expresó Luis Enrique.

Sin Messi, el fondo de armario ganó importancia tras el mal partido contra el Alavés. “Messi marca la diferencia, pero trabajamos para tener oportunidades y ganar los partidos”, sentenció Gomes. Le secundó Rafinha, que también cambió otra vez su ubicación sobre el césped: “Estoy acostumbrado a jugar en esta posición [extremo derecho]. Estoy preparado para lo que pida el míster. Me voy satisfecho por el gol y por contar con minutos”.

Cambio de guion

El partido cambió de cara tras el descanso. “No me gustaron esos 20 minutos. El inicio ha sido flojo y no hemos cerrado el partido. Pero afortunadamente no hemos tenido que sufrir”, valoró el asturiano. A pocos metros de su posición, Abelardo se felicitaba por las dificultades que tenía el Barça: “No hemos tenido muchas ocasiones, pero hemos apretado al rival y hemos ganado acciones. El Barça tiene una gran plantilla, incluso mejor que en otros años”.

Los dos entrenadores coincidieron en la jugada clave que desniveló definitivamente el partido y abrió el camino a los tres últimos tantos azulgranas. “La expulsión de Lora”. Luis Enrique agregó: “El encuentro estaba encarrilado, pero abierto. La roja desniveló el partido y el marcador fue exagerado. Tenemos que aprender, porque cualquier gol te genera miedo”. El entrenador del Sporting justificó el bajón de equipo: “Después de la tarjeta roja hemos bajado un poco los brazos a nivel físico y mental. No debería pasar, pero ocurre”.

¿Y el Madrid? “Nosotros disputamos nuestra Liga, la de ganar todos los partidos”, cerró Gomes. El Barça ya lleva cinco de seis. Gana por muchos goles, pero a veces su fútbol convence poco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información