Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adriano: “Ya soy parte de la familia del Besiktas”

A falta de hacerse oficial, el Barcelona vende al lateral brasileño por 600.000 euros

Adriano posa con la camiseta del Besiktas tras la revisión médica.
Adriano posa con la camiseta del Besiktas tras la revisión médica.

Parecía que su destino sería la Lazio, pero se truncaron las negociaciones a última hora porque el club italiano descartó pagar más de la cuenta. Por lo que entró en escena el Besiktas turco, que terminó de convencer a Adriano Correia (Curitiba, Brasil; 31 años). Estimado por la anterior área directiva del Barcelona —por la versatilidad que ofrecía al poder ocupar todas las posiciones de ambas bandas—, contó con la confianza de Guardiola, ayudó ante las necesidades de Vilanova, jugó en las urgencias de Martino y quedó relegado al ostracismo con Luis Enrique. Y aunque todavía no se ha hecho oficial el traspaso, es cuestión de horas que se anuncie la firma del brasileño por tres temporadas con el equipo turco, que pagará 600.000 euros en tres plazos (250 en el primer año; 200 en el segundo; y 150 en el tercero).

“En el Barça es difícil vender porque los sueldos que tienen los jugadores son generosos”, reconocen desde las oficinas de la ciudad deportiva azulgrana. Pero eso no ha sido un problema para el Besiktas, que le abonará 2,4 millones de euros por curso.

Después de salir del control de pasaportes y ver el gran número de hinchas que me esperaban, pensé que no podía rechazar la oferta

Recibido por una multitud de aficionados y flashes, Adriano aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Atatürk el domingo. Pasó la revisión médica y hasta se fotografió con la nueva camiseta junto a trabajadores del club y también aficionados. “Después de salir del control de pasaportes, quedé sorprendido al ver el gran número de hinchas que me esperaban. En ese momento, pensé que no podía rechazar la oferta”, explica el jugador al rotativo turco Milliyet. Aunque también admitió su titubeo inicial: “Mi mujer estaba preocupada y tenía dudas por los últimos acontecimientos que se habían producido en Turquía [el intento fallido del golpe de estado]. Pero la llegada de numerosos jugadores y el proyecto del club nos acabaron de convencer”.

Llega a Estambul con el cartel Barça bajo el brazo y compartirá camerino con un futbolista de relumbrón como Quaresma, conquistador de la Eurocopa, además de con dos españoles: el central Alexis Ruano y el portero Fabricio. No lo hará, sin embargo, con el ariete Mario Gómez, que dejó la entidad hace unos días por la inestabilidad política que vive el país. Busca el carrilero recuperar su fútbol y sobre todo disfrutar de minutos, cosa que se le negó en el Barça. Durante la pasada campaña, por ejemplo, apenas disputó ocho encuentros de la Liga (433 minutos), salpicados con tres participaciones en la Champions (206) y un cuarto de hora en el Mundial de Clubes, además de cierto protagonismo en la Copa (325), sobre todo ante un rival menor como el Villanovense. Por lo que conforme con su papel de actor principal en el equipo turco, añadió: “Vengo de un club en el que la temporada pasada finalizó campeón. Soy un jugador campeón y quiero jugar en un campeonato nuevo y tener éxito en la próxima edición de la Champions League. Puedo decir que ya soy parte de la familia del Besiktas”.

16 títulos en seis años

Adriano, que sumó seis años de azulgrana en los que contó 189 encuentros y 17 goles gracias a su potente y afinado disparo, se marcha con 16 títulos a sus espaldas: dos Champions, cuatro Ligas, tres Copas y Supercopas de España, dos Mundiales de Clubes y otras tantas Supercopas europeas. Su adiós, en cualquier caso, no afecta al Barcelona, que considera copados los laterales de esta temporada, toda vez que Jordi Alba y Digne actuarán por la izquierda y Sergi Roberto y Aleix Vidal lo harán por la derecha. De hecho, necesita aligerar el club azulgrana su plantilla porque acumula 26 efectivos, cuando el máximo de fichas permitidas son 25. Y falta por fichar un delantero, a la espera como están de la respuesta de Vietto, que deshoja la margarita entre el Barcelona y el Sevilla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.