Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mercado de fichajes perezoso, pero con dinero en la cartera

Los clubes españoles, aliviados por el creciente rigor en la gestión y los ingresos televisivos, invierten en incorporaciones al tiempo que aguardan a una traca final que puede conllevar inflación

Nicolás Gaitan salta al campo en su presentación con el Atlético.
Nicolás Gaitan salta al campo en su presentación con el Atlético. AFP

El nuevo reparto televisivo, que aumenta de manera sustancial los ingresos para los modestos, reactiva en la liga española un mercado de fichajes que, sin embargo, se mueve con cierta pereza. Ocurre que el escenario marca unos topes salariales volubles ante los que la patronal mantiene una estrategia consistente en no dispararlos para no propiciar una inflación de los precios. Aún así resulta complicado sujetar esas riendas. Para la próxima campaña el club que menos ingrese por derechos de televisión en la primera división española se embolsará 42 millones de euros. Un vistazo a los más modestos revela que hay más posibles porque el ejercicio pasado se quedaron en torno a los 28 millones por ese concepto. Traducido al tope salarial significa que un club como el Sporting, por citar al que menos podía gastar el último ejercicio, pasará de disponer de algo menos de 15 millones a emplear más de 20 para abonar sueldos y primas de técnicos y jugadores del primer y segundo equipo. El alivio económico, la contención en años anteriores y la creciente rigurosidad en la gestión que tutela la Liga propicia que equipos como el Deportivo vuelva a disponer de tesorería para pagar traspasos al nivel de cómo lo hizo hace nueve años.

Los equipos de la Liga española se han gastado hasta hoy 283 millones de euros, lejos de los 578 de la Premier, los 424 de la Bundesliga o los 326 de la Serie A italiana

Todo sucede después de que el pasado verano acabase con el mayor gasto en fichajes en los últimos quince años, algo más de 571 millones de euros. Hasta la fecha la inversión asciende a 283 millones, lejos de los 578 que ya han desembolsado los equipos de la Premier sin contar la previsible llegada de Pogba, los 424 de la Bunseliga o los 326 de la Serie A italiana sin contar lo que pueda suceder con Higuain y un posible pase del Nápoles a la Juventus. Con todo, en España ha habido movimientos y tendencias reseñables:

Sosiego en los grandes. Hace un año el fichaje más caro fue el de Jackson Martínez, por el que el Atlético pagó casi 40 millones de euros, hace dos llegaron Luis Suárez por algo más de 80 y James por una cifra próxima. Hace tres Bale y Neymar saltaron la banca. En lo que va de verano la adquisición más costosa se cerró en las últimas horas tras el acuerdo que lleva a André Gomes al Barcelona por un fijo de 35 millones. Entre el portugués, Umtiti, Digne y Denis Suárez el campeón se gasta 80 millones de euros en un rejuvenecido fondo de armario, porque no semeja que ninguno de ellos vaya a partir como titular.

En el Real Madrid regresa Álvaro Morata al ejercer los blancos la cláusula de recompra de 30 millones de euros y en el Atlético se incorporan Gaitán, Vrsaljko y Diogo Jota, más de 48 millones de inversión a la espera de quemar la gran traca con el delantero centro que ansía Simeone.

El centrocampista brasileño Ganso durante su primer día como sevillista.
El centrocampista brasileño Ganso durante su primer día como sevillista. EFE

Vender para crecer entre la clase media-alta. Compiten y se exhiben al áximo nivel en Europa, pero sus ingresos por televisión son casi la mitad de lo que recibe el peor equipo de la Premier League. Villarreal, Valencia y Sevilla protagonizan por ahora las ventas con mayor rango económico del campeonato. Eric Bailly dejó El Madrigal para irse al Manchester United por 35 millones, en función de rendimientos pueden incremetarse en cinco, año y medio después de llegar desde el Espanyol por 5. Algo menos le costó Krychowiak al Sevilla y en dos años lo vendió por 28, que pueden llegar a ser 33, al París Saint-Germain. Por André Gomes la empresa Meriton, propiedad de Peter Lim, ingresó con el Benfica como puente 15 millones de euros. Ahora sale por 35 y una serie de variables que pueden aumentar ese precio.

Más de 283 millones de euros gastados con 40 días por delante

Hasta el 22 de julio, los clubes de Primera División han gastado algo más de 283 millones de euros en incorporaciones. Este es ránking de los diez más caros.

  1. André Gomes. 35 millones de euros, del Valencia al Barcelona.
  2. Morata. 30 millones de euros, del Juventus al Real Madrid.
  3. Gaitán. 25 millones de euros, del Benfica al Atlético.
  4. Umtiti. 25 millones de euros, del O. Lyon al Barcelona.
  5. Digne. 16 millones de euros, del Roma al Barcelona.
  6. Vrsaljko. 16 millones de euros, del Sassuolo al Atlético.
  7. Franco Vázquez. 15 millones de euros, del Palermo al Sevilla.
  8. Joaquín Correa. 13 millones de euros, del Sampdoria al Sevilla.
  9. Ganso. 9,5 millones de euros, del Sao Paulo al Sevilla.
  10. Nani. 9 millones de euros, del Fenerbahçe al Valencia.

Mientras se sustancia la reinversión de esos ingresos, llama la atención la estrategia del Sevilla, que busca futbolistas de buen pie que se adapten al dictado de Sampaoli y Lillo, sus estrategas técnicos. Los italo argentinos Franco Vázquez y Joaquín Correa, el madrileño Sarabia y el brasileño Ganso están en esa línea. Kranevitter y Kiyotake completan una apuesta de mercado con un cierto riesgo. Menos activos están Villarreal, que recupera a Cheryshev e incorpora a N’Diaye, y Valencia, que ya cuenta con Nani y Medrán. Con otra filosofía, y un mercado limitado, no se barruntan grandes movimientos en el Athletic.

Inversiones y ambiciones. El maná económico no sólo llega de la pequeña pantalla. En el Espanyol el magnate chino Chen Yanseng ha invertido en fichajes en seis meses el doble de lo que había gastado la anterior directiva en tres años. Así, Quique Sánchez Flores ya dispone de Leo Baptistao, Reyes, Piatti, Jurado o el meta Roberto, adquisiciones a la carta, viejos conocidos y experiencia para un técnico que regresa a la Liga. En Málaga se deja ver más de lo habitual en los últimos tiempos el jeque Abdullah Al Thani, que ya ha incorporado a ocho futbolistas, entre ellos jóvenes nacionales con proyección y forjados en grandes canteras como Diego Llorente, Keko, Jony y Sandro.

Más contenido está el Celta, que aún tiene trabajo por hacer en el mercado para armarse de cara al reto de las tres competiciones que le aguardan con su regreso a Europa. Fracasaron los gallegos en el intento de reclutar al serbio Ljajic para suplir a Nolito, pero se llevaron a Naranjo, el futbolista más deseado de la última Segunda División. Llega también para la zaga el argentino Roncaglia, procedente de la Fiorentina. También a la espera, y con margen salarial, está la Real Sociedad, que quiere liquidar a Jonathas y se lanzará a por un delantero de postín ante los problemas físicos de Agirretxe y la incógnita de Carlos Vela. Por ahora ya cuenta con Juanmi, que tras sorprender en el Málaga y llegar incluso a la selección viene de pasar un año en el banquillo del Southampton.

Bruno Gama, izquierda, regresa al Deportivo tras un periplo en el Dnipro ucraniano.
Bruno Gama, izquierda, regresa al Deportivo tras un periplo en el Dnipro ucraniano. EFE

Menos apreturas, más ilusiones. La situación en bastantes clubs de la Liga se ha estabilizado. El ejemplo de Sporting y Deportivo sirve para ilustrar la importancia de seguir en Primera y más cuando llega un reparto de ingresos como el actual. Para ellos, para los que acaban de ascender (Alavés, Leganés y Osasuna) o para los que pelean por consolidarse (Eibar, Las Palmas, Betis o incluso ese Granada acostumbrado a manejarse en el filo) también resulta clave conformar y conjuntar un equipo cuanto antes. Son los más prolíficos en el mercado, también porque son los que más renuevan sus plantillas. El Betis, con Miguel Torrecilla en la dirección deportiva, ha buscado en caladeros en los que apenas pesca el resto de competidores. El lateral Durmisi llega del Brondby danés, el mediocentro Jonas Martin y el central Mandi del Montpellier y el Stade Reims respectivamente, el internacional chileno Felipe Gutierrez procede del Twente. Y apuesta por tres jóvenes ya testados en la competición como Musonda, Nahuel y Sanabria, por el que ha pagado 8 millones.

En el Deportivo ya se pagan sueldos en el entorno del millón de euros y se abonan traspasos de cuatro, como el que llevará al internacional rumano Florin Andone a Riazor. Se le escapó al equipo gallego el lateral Tito, que seguirá con Paco Jémez en un Granada que va un poco retrasado en el mercado y más a la vista de que ha perdido a Success, Peñaranda, El Arabi o Rochina. Pero por estos dos últimos futbolistas ha ingresado 25 millones de euros a añadir a los 6,5 por el definitivo traspaso de Córdoba al Mainz, por lo que cuando salga a la compra llenará el carro. También el Sporting o Las Palmas buscan refuerzos y sobre todo gol. Willian José finalizó su cesión en Canarias y es pieza codiciada por buena parte de los que estarán involucrados en la batalla por la permanencia. Ya está a las órdenes de Quique Setién el croata Livaja y se espera algo más. En Gijón ya se entrenan cinco futbolistas con experiencia en Primera el año pasado: Víctor Rodríguez, Mariño, Moi Gómez, Lillo y Burgui. Los tres primeros perdieron la categoría, pero siguen entre los grandes, como Feddal y Deyverson, que del Levante dan el salto al Alavés.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información