Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CAR de Sant Cugat, una fábrica de olímpicos

“Tener a 78 deportistas en Río es nuestro primer triunfo”, sostiene Deferr, figura emblemática del centro

Terrassa, Deferr, Joel González y Munar, en el CAR. Ampliar foto
Terrassa, Deferr, Joel González y Munar, en el CAR.

El Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (CAR) se ha consolidado como una fábrica de olímpicos. En los Juegos de Río de Janeiro, contará con 78 de los 305 deportistas de la delegación española. “Es nuestro primer triunfo, quiere decir que vamos bien”, sostiene Gervasio Deferr, campeón olímpico en Sidney 2000, Atenas 2004 y subcampeón en Pekín 2008, ahora entrenador en el CAR, donde entró en 1992, cuando tenía 11 años.

El CAR, creado hace 29 años, impulsado por la cita de 1992, cobija a deportistas de múltiples disciplinas. “También contamos con muchísimos de deportes que no son olímpicos”, apunta el director del centro Ramon Terrassa. “Pero los Juegos dan un sentido de ciclo y ahora mismo concluimos uno y ya estamos iniciando el siguiente, mirando a los Juegos de Tokio en 2020”. El CAR maneja un presupuesto de 11,5 millones, de los que siete se financian a través del Consejo Superior de Deportes y del Consell Català de l’Esport y otros cuatro proceden de los recursos propios que genera básicamente a través de las concentraciones de deportistas y selecciones de otros países.

El presupuesto del centro, con casi 300 deportistas, es de 11,5 millones y cuatro de ellos los aportan los equipos y atletas extranjeros

En la lista de deportistas del CAR que competirán en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro destacan Mireia Belmonte, Gemma Mengual, Ona Carbonell, las selecciones de waterpolo y hockey hierba, Jesús Ángel García Bragado, Joel González y Garbiñe Muguruza.

“Entré aquí cuando tenía 18 años”, recuerda Joel González, que en Río intentará repetir el oro que obtuvo hace cuatro años en Londres. “Para mí, llegar a este Centre era estar en la selección, con los mejores, y si quieres ser el mejor, debes estar con los mejores”.

Joel pone de manifiesto el trabajo de equipo del que se beneficia un deportista que compite en una disciplina individual como es el taekwondo. “Tengo a diez personas entrenando conmigo, además de preparadores, técnicos, biomecánicos, psicólogos, dietistas. Esa gente te hace ser mejor y me permite tener una tranquilidad absoluta. Si noto la menor molestia, por ejemplo, en cinco minutos me examina un médico. No tener que preocuparse de otra cosa que de entrenar te facilita la vida”.

Entre los olímpicos del CAR destacan Mireia Belmonte, Gemma Mengual, Ona Carbonell, las selecciones de waterpolo y hockey, García Bragado, Joel González y Garbiñe Muguruza

Deferr considera que los deportistas que se preparan en el CAR se benefician también de los conocimientos de otras disciplinas. “A mí me enseñaron muchos entrenadores, es un lugar idóneo para aprovechar las experiencias de otros y aplicarlas a tu propio deporte”, cuenta Deferr, ilusionado ahora con las posibilidades de uno de sus pupilos, Ray Zapata, del que asegura que cuenta con muchas opciones de medalla.. Los deportistas del CAR suman 36 medallas olímpicas y paralímpicas a lo largo de su historia, siete de las 17 que obtuvo España en Londres hace cuatro años.

El CAR, dice Terrassa, impulsa ahora cuatro líneas de actuación: un plan de estabilización económica, uno de mejoras en su equipamiento (reformas en la pista de atletismo y el campo de fútbol), el diseño de proyectos de inversión (pista cubierta de atletismo, renovación de la piscina, nuevo campo de hockey e incluso una pista en seco de skeleton), la consolidación del modelo de alto rendimiento y finalmente el impulso como centro de referencia internacional.