FÓRMULA 1 | GRAN PREMIO DE ESPAÑA

Hamilton pasa de cambios

Desde que Mercedes impulsó la permuta de mecánicos entre el británico y Rosberg las averías se le acumulan al campeón

Hamilton, este viernes en Montmeló.
Hamilton, este viernes en Montmeló. Clive Mason / Getty Images

Aunque lo diga con la boca pequeña, a Lewis Hamilton no le hace ninguna gracia la iniciativa que su escudería llevó a cabo antes de comenzar esta temporada en lo referente a la gestión humana de sus recursos. En un intento de mantener la tensión competitiva de su personal de carreras, Mercedes impulsó una permuta de mecánicos entre los dos lados del taller, de modo que cinco técnicos adscritos al británico desde que este llegó a la marca en 2013, pasaron a trabajar en el prototipo de Nico Rosberg, y viceversa. Será casualidad o no, pero lo cierto es que desde entonces, Hamilton no ha tenido un fin de semana tranquilo, entre errores individuales y problemas mecánicos. A las puertas de la quinta parada del calendario que mañana se celebrará en Montmeló, el actual campeón circula el segundo en la tabla de puntos, a 43 de su vecino. Rosberg, por su parte, atraviesa la mejor racha de su trayectoria después de haberse adjudicado el triunfo en los primeros cuatro grandes premios, a los que además deben sumarse los últimos tres del curso pasado.

En Australia, un problema con el embrague en la arrancada dejó a Hamilton embotellado en medio del pelotón, aunque el corredor de Tewin (Gran Bretaña) pudo culebrear entre tráfico y cruzar la meta el segundo, minimizando los daños. Dos semanas después, en Bahréin, y de nuevo en los primeros metros, un toque con Valtteri Bottas volvió a complicarle la vida, pero de nuevo salvó los muebles y se encaramó al tercer peldaño del podio. En China, los problemas técnicos comenzaron a aparecer en el motor como en el cambio, y le desterraron a las catacumbas de la parrilla (partió el último y terminó el séptimo). Esa misma avería en la unidad de potencia reapareció en la siguiente cita, en Rusia, donde no pudo tomar parte en la última criba de la cronometrada (Q3). Sin embargo, escaló hasta la segunda plaza a pesar de haber salido el décimo.

“En pretemporada le hicimos al coche 800 kilómetros al día y perecía a prueba de balas, y ahora de repente surgen todos estos problemas”, denunció Hamilton hace dos semanas, en Sochi. “Es una situación inusual para mis mecánicos. La mayoría trabajaba en el coche de Nico el año pasado. Y casi todos los que ahora están con él lo hicieron conmigo desde que llegué (2013). De repente los intercambiaron sin razón aparente. De todas formas, es evidente que la clave no está ahí”, añadió el actual campeón.

Es evidente que eso no explica nuestros problemas. Los mecánicos han hecho hasta ahora un trabajo perfecto" Lewis Hamilton

En esas que nos plantamos en Montmeló, donde obviamente se le preguntó por la incidencia del cambio de técnicos. “Es evidente que eso no explica nuestros problemas. Los mecánicos han hecho hasta ahora un trabajo perfecto. Solo espero que la mala suerte se aleje y puedan disfrutar de los buenos resultados que se merece esta gente”, se limita a decir Hamilton.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50