Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Benfica encuentra el premio

El equipo portugués fue mejor que el Zenit y Jonas, en el minuto 90, logró el gol de la victoria

Jonas celebra el gol de la victoria del Benfica.
Jonas celebra el gol de la victoria del Benfica. AFP

El Benfica se impuso 1-0 al Zenit en la ida de octavos de final de la Champions League gracias a un gol de cabeza del brasileño Jonas Gonçalves en el minuto 90. Durante todo el partido, a excepción de los primeros 15 minuntos de la segunda parte, los portugueses fueron superiores, dominaron la posesión del balón y el espacio sobre el césped, aunque el gol se ha hizo esperar.

Benfica

4-2-3-1

Rui Vitória

12

Julio César

34

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

André Almeida

14

Nilsson-Lindelöf

33

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jardel

19

Eliseu

7

Samaris

85

Renato Sanches

17

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jonás Gonçalves

10

Gaitán

21

Cambio Sale Carcela-González Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Pizzi

11

Cambio Sale Raúl Jiménez

Mitroglou

1

Lodygin

2

Anyukov

24

Garay

6

Lombaerts

28

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Witsel

21

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Javi García

7

Hulk

17

Cambio Sale Zhirkov

Shatov

10

Cambio Sale Maurício

Danny

22

Cambio Sale Kokorin

Dzyuba

4

Tarjeta roja Tarjeta roja

Criscito

Zenit

4-2-3-1

André Villas-Boas

Ya en la primera parte, el Benfica fue mejor y disfruto de las únicas ocasiones de los primreos 45 minutos. Casi todo el peligro local llegó por la banda derecha, donde Almeida y Pizzi fueron muy superiores a Domenico Criscito, que se vio superado en todo el partido. El Zenit jugó más replegado, buscando la contra y las prolongaciones de Dzyuba a balones largos. Shatov fue el mejor de los de Villas-Boas, aunque los mejores intentos de los rusos murieron en la línea de fuera de juego. La única ocasión de la primera parte fue un disparo de falta de Hulk que se marchó cerca del palo izquierdo de Julio César.

Al inicio de la segunda parte, el Zenit vivió sus mejores momentos en el estadio Da Luz. La mejor ocasión la tuvo Witsel en el 51, que trazó una buena diagonal desde la banda izquierda y sacó un duro disparo, pero encontró a un Julio César que pudo despejar. El dominio ruso se disipó a partir del minuto 70, cuando Nico Gaitán tomó el mando del choque, recuperando en defensa y conduciendo los ataques de su equipo. El argentino pudo marcar con un disparo desde dentro del área al que respondió Yuri Lodyguin con una gran parada. Rui Vitoria movió el banquillo, entraron Carcela y Raúl Jiménez y el Benfica se vino arriba, aprovechando también el evidente cansancio de los rusos, que no jugaban un partido oficial desde el 9 de diciembre. Mientras, Villas Boas pedía tranquilidad viendo cómo el Benfica se estaba animando.

En el minuto 89, cuando parecía que todo se iba a decidir el partido de vuelta en Rusia, Criscito fue expulsado por una falta innecesaria sobre Almeida en un balón sin peligro. En el saque de la falta, Jonas consuiguió conectar un buen remate de cabeza a la base del palo izquierdo de Lodyguin, que no pudo hacer nada para evitar el gol.

El Zenit tendrá que remontar en la vuelta, que se jugará el 9 de marzo en Rusia, aunque tendrá las bajas de Javi García, que ha cumplido ciclo de amarillas, y de Criscito. El Benfica viajará al frío ruso también con las importantes bajas de los defensas Almeyda y Jardel por acumulación de amarillas. El que si podrá jugar será el central de 21 años Lindelöf, que ha suplido al habitual titular Lisandro y que ha sido el mejor de su equipo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.