Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ahora Jorge tiene la conciencia tranquila”

Lorenzo, que logra aportar al TAS documentación adicional, sentía que nadie defendía su causa

"No era el objetivo incluir a Jorge en un proceso tan complejo", dice su entorno

Jorge Lorenzo, en el podio de Malasia Ampliar foto
Jorge Lorenzo, en el podio de Malasia. AFP

Jorge Lorenzo se ha sentido muy solo en las últimas semanas. Nadie defendía su causa, la del piloto al que ha sido tan difícil encontrar este curso en una trifulca como cazarlo en la pista. No lo busquen en la batalla a tres bandas de Phillip Island, porque se escapó rápido, ansioso por ganar una carrera que se le escurrió en la última vuelta; ni en el cuerpo a cuerpo entre Rossi y Márquez en Sepang, aquel que terminó como el rosario de la Aurora, porque también salió volando para intentar cazar a un veloz Pedrosa.

Tras aquel gran premio de Malasia fue su fábrica, Yamaha, quien salió en auxilio de su rival por el título, Rossi, y apeló la decisión de Dirección de Carrera. Pero los comisarios de la FIM ratificaron la sanción. Nadie en su equipo le preguntó si aquello le parecía bien. Y él, a quien no le pareció bien, que había celebrado su segundo puesto prácticamente solo en el corralito, apenas acompañado por sus mecánicos, que se había apeado del podio antes de hora, sin aguardar a la foto de rigor, sentía últimamente que estaba obligado a reaccionar después de saber que su rival, Rossi, acudía al TAS en busca de auxilio, lo que podría, a la postre, dejar sin efecto la sanción.

“Ahora, al menos, tras haberse personado en la causa abierta en el tribunal, el TAS ya sabe que si atiende la petición de Valentino está afectando a una tercera persona, que es Jorge, porque se están jugando el título”, explica su entorno. Dicen que siempre supieron que su intento de participación en el proceso no prosperaría, pero era la única manera de que la corte tuviera la información que el piloto cree que defiende su postura. “Ahora Jorge tiene la conciencia tranquila”, añaden. “Por obligación moral veíamos necesario informar al TAS sobre la situación de Jorge como parte afectada en todo este proceso para que lo tuvieran en consideración. No era el objetivo incluir a Jorge en un proceso tan complejo, sino proporcionar información adicional que pueda ayudar al Árbitro Único a tomar la decisión más acertada”, señala el representante del piloto, Albert Valera, en un comunicado.

Lorenzo celebra que aunque se haya rechazado su participación en el proceso, se haya aceptado toda la información adicional presentada por sus abogados, lo que se conoce como amicus curiae, documentación que se incorporará como parte del expediente. Según ha podido saber EL PAÍS, los abogados han proporcionado información sobre incidentes similares al de Sepang y un histórico de sanciones. Los representantes de Lorenzo han querido recordar a la corte casos como el de Barberá, que en aquel mismo gran premio de Malasia tiró a Pol Espargaró, el sábado, y fue sancionado con salir el último de la parrilla el día de la carrera; en 2012, Bautista salió el último en Sachsenring como penalización por haber tirado a Lorenzo en la carrera anterior, en Assen; en 2011, Marco Simoncelli fue penalizado con un paso obligatorio por los boxes en plena carrera tras un choque que provocó la caída (y posterior rotura de clavícula) de Pedrosa, en Le Mans; y unos años antes, en 2005, fue el propio Lorenzo el penalizado. Lo recuerda bien, y siempre lo pone como ejemplo, pues, asegura, le sirvió de lección: iba totalmente descontrolado, no solamente tiró a De Angelis, sino que también se cayó él, así que la sanción fue durísima: la siguiente carrera la vio desde el sofá de casa. Y le escoció tanto que hoy es uno de los pilotos más nobles de MotoGP con quien batirse en un circuito.

Ese es uno de los argumentos que utiliza el comunicado del equipo del mallorquín para defenderse: “Jorge es un piloto que está luchando por el Mundial con fair play y con un comportamiento ejemplar sobre la pista y se ha querido notificar al TAS que dicho proceso podía afectar sus posibilidades como candidato al título”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información