Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa china adquiere el Espanyol

La compañía Rastar Group compra el 45,1% de las acciones del club e invertirá cerca de 45 millones de euros

Dani Sánchez Llibre, ex presidente y máximo accionista del Espanyol, en Cornellà-El Prat. rn
Dani Sánchez Llibre, ex presidente y máximo accionista del Espanyol, en Cornellà-El Prat.

Los chinos aterrizan en Barcelona. Primero pusieron sus ojos (billetes) en Madrid, en enero el magnate chino Wang Jianlin adquirió el 20% del Atlético de Madrid, y ahora miran hacía la capital catalana. La empresa china Rastar Group acordó la compra del 45,1% del Espanyol y espera poder alcanzar el 56% del paquete accionarial en los próximos meses. Los máximos accionistas del club blanquiazul, Daniel Sánchez Llibre y Ramon Condal (tenían cerca del 35%) y sus grupos afines cerraron la semana pasada la negociación con la empresa china, que invertirá en la entidad de Cornellà cerca de 45 millones.

El Espanyol posee un total de 406.641 acciones con un valor nominal de 60 euros. Rastar Group cerró la compra de su paquete por un valor de 78 euros. Así, serán cerca de 14 millones los que la empresa china destinará a la compra del club y el resto del dinero lo utilizará, primero, en sanear la economía de la entidad, y luego en apostar por el proyecto deportivo.

Rastar se dedica a la fabricación de juguetes electrónicos y videojuegos online y tiene una productora de cine y televisión

La deuda neta del Espanyol asciende a los 134 millones, de los cuales 54 son compromisos con Hacienda y 40 corresponde al crédito sindicado (avalado por Sánchez Llibre y Condal) para la construcción del estadio. En su intento de recaudar dinero, el último lazo comercial del Espanyol, el apellido del estadio, Power8, terminó en un fiasco. “El club tiene un mañana más esperanzador que su ayer”, dicen desde las oficinas de Cornellà. “El club tiene un mañana más esperanzador que su ayer”, dicen desde las oficinas de Cornellà.

“No veo la hora de vender el club”, comentaba el año pasado uno de los máximos accionistas. Y desde hace meses ya era público que Sánchez Llibre negociaba la venta del Espanyol. En cualquier caso, su idea era traspasar sus acciones a una empresa con el suficiente poder económico para que él y su grupo de allegados pudieran desprenderse de los avales del crédito sindicado y, también, que el nuevo propietario fuera lo suficientemente solvente para relanzar el proyecto deportivo del club, que año a año ve como se le escapan socios. En 2009, el año de la inauguración de Cornellà-El Prat, el número de abonados ascendió a 35.557, mientras que esta temporada se cifra en 25.537. El expresidente entendió que la mejor opción para sus finanzas y para la entidad era Rastar Group y no el fondo de inversión americano Cerberus, que en junio apostó con fuerza para quedarse con el Espanyol.

Rastar se dedica a la fabricación de juguetes electrónicos y videojuegos online, y cuenta, también, con una productora de cine y televisión. La empresa, que suma cerca 10.000 empleados, cotiza sus acciones en la bolsa de china por un valor de 3.000 millones de euros. “Esperamos que el acuerdo ayude a expandir su negocio de entretenimiento interactivo en el sector de los deportes”, publicó la empresa asiática. “Queremos hacer un Espanyol potente”, le dijo Chen Yansheng, presidente de Rastar Group, a Mundo Deportivo.

“Todavía no sabemos cómo se van a desenvolver las cosas. Sí es seguro es que el presidente, Joan Collet, responderá frente en la próxima junta accionarial y, a partir de ese momento, se verá cómo se transforma el club”, dicen desde las oficinas, mientras dudan sobre cuál será el nuevo rol de Sánchez Llibre. Se espera una junta accionarial movida el próximo 22 de diciembre y, según público el Diario As, la idea del expresidente es que su hermano, Josep, que a partir del próximo 20 de diciembre dejará de ser diputado por Unió Democràtica de Catalunya (UDC), podría ser el enlace entre los nuevos y viejos accionistas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.