Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llanto tras el fallo

El vesturario rojiblanco, con Simeone a la cabeza, arropa y exculpa a Giménez tras su error en gol del Deportivo

Giménez, cabizbajo durante el partido. Foto: EFE/ Vídeo: ATLAS

Dejó el campo entre llantos, consolado por compañeros y rivales. Giménez, un fantástico y jovencísimo zaguero, ya había hecho ademán de derrumbarse antes de acabar el partido. Tras el pitido final se vino abajo. Su entrenador le quitó importancia al disgusto, también a su error que propició el empate del Deportivo. “Son detalles del fútbol, situaciones que pueden suceder. Me quedo con otro tipo de cosas como el buen primer tiempo que hicimos”, valoró Cholo Simeone, más disconforme con la segunda parte de su equipo. “No tuvimos la pelota, no atacamos ni presionamos alto, más allá de que no recibimos situaciones peligrosas”, lamentó.

Cuando cometes un error es lógico el disgusto, pero le apoyamos al cien por cien"

Filipe Luis

“Si no metemos las ocasiones que tenemos…”, masculló Koke al final del partido, dolorido por la postrera igualada. “Ha sido una jugada desafortunada. Teníamos ganas de dormir líderes, pero esto es largo, queda mucho”, apostilló el centrocampista internacional del Atlético. Ya tras la ducha relató el panorama que dejaba atrás en el vestuario: “Giménez es un chico joven y tiene que aprender. Otras veces nos salvó como cuando puso hasta la cabeza en el suelo para defender una jugada de gol del rival. Nuestro deber es animarle y también preguntarnos todo el equipo qué hicimos en la segunda parte respecto a la primera”. “Cuando cometes un error es lógico el disgusto, pero le apoyamos al cien por cien. Giménez es un jugador grande de un equipo grande. Para nada es su culpa”, disculpó Filipe Luis a su compañero. “Todos estamos enfadados, pero por el juego de la segunda parte. Se nos escaparon dos puntos”, completó el lateral zurdo rojiblanco antes de concluir. “Cabeza arriba”.

A Simeone no le sorprendió el cerrojo que montó el Deportivo de inicio. “La mayoría de los equipos nos juega de esa manera, cambian su manera de actuar cuando se enfrentan a nosotros”. Víctor Sánchez del Amo lo definió como “una invitación a que el Atlético jugase”, “un dominio planificado”, explicó. “Somos el Deportivo y queremos todo lo mejor, pero los rivales también quieren los mismos puntos que nosotros y en nuestro caso estamos en una carrera por la permanencia”, ilustró el entrenador del equipo gallego. Víctor vio un partido igualado y defendió que para lograrlo era preciso no conceder espacios a un rival que sabe aprovecharlos. “Somos un equipo en construcción”, defendió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información