Cómo Francia se rinde a la “joya” Gasol

Solo ‘Le Monde’ entre los medios franceses carga las tintas contra el arbitraje del Francia-España

Gasol tras deorrotar a Francia.
Gasol tras deorrotar a Francia.PHILIPPE HUGUEN (AFP)

Es una crónica histórica por dos razones, por lo que relata y porque es la primera, la que abre el periódico del nuevo L’Équipe, el gran diario deportivo europeo que 70 años después de su fundación abandona el tamaño sábana, el formato de toda la vida que obligaba a leerlo doblado en cuatro para poder manejarse en el metro, para convertirse en un tabloide (el tamaño del papel de EL PAÍS, por ejemplo). Y la crónica, la narración de una derrota, comme-il-faut, se titula “Gasol destruye el sueño azul” y comienza así: “La joya de partido que ha despachado Pau Gasol para abatir a Francia es una de las más brillantes de un jugador europeo estos últimos años sobre el gran escenario internacional”.

Y después de la crónica, más aún: una página completa para un gran reportaje encabezado por un titular obligatorio: “la estocada”, y subtitulado. “La extraordinaria actuación de Gasol permite a España volverse a poner por delante en la feroz rivalidad con Francia, que se había impuesto en el Eurobasket del 13 y en el Mundial del 14”. Al día siguiente de proclamar que la España del baloncesto, como la Inglaterra del rugby que hoy comienza su Mundial, o la Alemania del fútbol, se había convertido en el rival necesario, aquel cuya derrota justifica toda una campaña, y cuya victoria es la más cruel, porque es también la más indeseada.

Más información
Todos los políticos son Pau Gasol
Bestial Pau Gasol
Pau Gasol: “Nos hemos roto los cuernos para ganar a Francia”

Y por lo tanto, no dudan en ensalzarlo tras exhibirse ante 27.000 espectadores vociferantes como si sus gentes escribieran vistiendo una camiseta roja. “Nos han callado la boca”, titula L’Équipe en otra pieza, una frase del largo análisis de Frédéric Forte, exjugador francés campeón de Europa en 1993, quien, generoso, añade: “Decían desde cuartos que nos iban a callar la boca y nos la han callado. España es un gran campeón y Pau Gasol es un fantástico, un inmenso campeón, capaz de marcar como si nada el 50% de los puntos de su equipo en un partido como este”.

Si el diario deportivo reduce a subtítulo las quejas por el arbitraje del seleccionador francés, Vincent Collet, y ponen el dedo en la llaga de los tiros libres (10 de 17 convertidos por los franceses, con tres fallos de Batum en la prórroga cuando podía haber empatado el partido; 24 de 26 por los españoles, 16 de ellos por Gasol, que solo falló dos), la edición digital del vespertino generalista Le Monde construye sus dos piezas informativas sobre tal cimiento. “Derrota de Francia en el Eurobasket: ‘Una sucesión de regalos arbitrales”, titula, con una declaración de Collet, Le Monde en la home de su web. Y en el texto se alarga en el tono quejumbroso. “Cuando tocábamos a Gasol era falta nuestra; cuando nos tocaba él, también”. En su edición papel, desbancado por la noticia de que en las escuelas vuelve el dictado diario, el partido no existe.

Como L’Équipe, el popular Le Parisien, el diario más vendido en Francia, prefiere alabar al rival como medio de engrandecer la derrota. En una portada dominada por una frase del expresidente Nicolas Sarkozy sobre su trayectoria política que también podría aplicarse al partido (“He aprendido mucho de la derrota”), el diario francés abre una ventana a una foto del triste Tony Parker, la figura francesa invisible el jueves, y un titular: “El sueño roto de Francia”. En su interior, junto a múltiples demostraciones de gasolismo (“Ha estado genial y gargantuesco”), una frase definitiva del pívot de los Bulls: “Ahora le toca llorar a Francia”.

Para otro gran diario deportivo europeo, La Gazzetta dello Sport, que abre sus páginas de baloncesto con la victoria de Italia sobre la República Checa para terminar quinta el Eurobasket, la victoria de España se resume en un gran titular: “Inmenso Gasol: España enmudece a los 27.000 de Lille y llega a la final y a Río”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS