Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Gasol: “Nos hemos roto los cuernos para ganar a Francia”

El líder de la selección valora el “espíritu de lucha” del equipo para alcanzar la sexta final en los últimos nueve Europeos

Pau Gasol
Los jugadores españoles abrazan a Pau Gasol. REUTERS

Mientras un tropel de periodistas rebuscaba el mejor hallazgo entre su catálogo de adjetivos épicos para definir la epopeya que acaba de protagonizar Pau Gasol en Lille, el protagonista se sentó ante la turba de micrófonos y grabadoras con la serena satisfacción con la que se sobrevive a las hazañas. “Todo lo que ha sucedido esta noche ha sido maravilloso”, resumió antes de desgranar su cartografía emocional en una noche memorable.

“Ha sido un partidazo de los bonitos de jugar y de los bonitos de competir, especial por el escenario y las circunstancias. He sufrido, como todos, pero también lo he disfrutado. Estoy orgulloso del espíritu de lucha que demuestra este equipo. No importa lo que hayamos ganado porque siempre competimos. Demostrado que somos un equipo, que estamos unidos, disfrutamos con lo que hacemos y queremos ganar. Es una combinación muy buena para estar donde estamos. Nos hemos roto los cuernos para que esta victoria cayera de nuestro lado”, sentenció Gasol.

A sus 35 años, acababa de firmar su mayor exhibición con la camiseta de la selección española y la segunda mayor anotación de su currículo tras los 46 puntos que hizo ante Milwaukee esta misma temporada. “No pienso en mi edad. Tengo ilusión ambición y deseo de ganar. Hay mucho trabajo, dedicación y compromiso para poder hacer lo que hago a estas alturas de mi carrera”, contó antes de rememorar la eliminación mundialista.“El año pasado sufrimos un buen baño de humildad, fue un golpe duro, pero esta vez hemos sabido ir de menos a mas que es cuando somos efectivos y llegamos al éxito. Ha sido un reto maravilloso ganar este partido pero queremos prepararnos para luchar la final igual que hoy. La lucha siempre tiene premio”, apuntó.

Su partido y la remontada ya están en la enciclopedia de epopeyas de España “La clave era creer en la victoria sabiendo que cuando íbamos 11 abajo [40-51, m. 28] quedaba mucho tiempo. Sabíamos que si el final era ajustado ellos sentirían la presión. No es fácil jugártela con 25.000 personas animándote y un rival mordiéndote y yendo a por todas”, cerró Pau antes de dar paso a Sergio Scariolo.

“Tener a Pau es una auténtica bendición. Es el mejor jugador que he entrenado en mi carrera, sin duda. Este hito no tiene nada que envidiar a los oros europeos y a la final olímpica, pero ahora queremos ganar la final”, resumió el seleccionador que acababa de alcanzar su cuarta final en cuatro torneos con España. “Estoy orgullosos de nuestra fortaleza mental y de la capacidad táctica de los jugadores. Hemos llegado bien en el momento de la verdad. Tener experiencia en estos campeonatos ha permitido que nos hayamos pasado con los minutos otorgados a Pau para que ahora esté bien. Los jugadores han entendido que hay que renunciar a cosas a favor de un punto de fuerza como Pau. Hay que tener memoria histórica y hay que crecer con la competición. Es lo que hay que hacer para ganar y como hemos ganado bastante lo sabemos. Tras haber visto la película tantas veces ya es menos sorpresiva. Esperemos que esta también tenga un final feliz”, detalló Scariolo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información