Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bjelica agiganta a Serbia

Los subcampeones del mundo marcan terriotorio ante una España inconstante gracias a los 24 puntos y 10 rebotes del nuevo jugador de los Minnesota Timberwolves

Nemanja Bjelica celebra una canasta.
Nemanja Bjelica celebra una canasta. Bongarts/Getty Images

El pabellón multiusos de Berlín, antes conocido como O2 World y actualmente bautizado Mercedes-Benz Arena, es un híbrido arquitectónico mezcla de centro comercial, edificio empresarial y cancha polideportiva que se levantó en 2008 frente al histórico muro de la capital alemana. En su estructura habitan un par de cines, un casino, un hotel y varios restaurantes con la oferta gastronómica más vanguardista de la capital alemana. Su núcleo ha acogido partidos de hockey sobre hielo, baloncesto y balonmano y numerosos conciertos con repertorio variopinto desde Metallica hasta Christina Aguilera pasando por Coldplay o Leonard Cohen. En la jornada inaugural del Eurobasket el recinto asistió a otro recital, el que protagonizó Nemanja Bjelica para agigantar a Serbia y marcar territorio como subcampeona del mundo ante la inconstante España de Scariolo. El ala-pívot de los Minnesota Timberwolves, MVP de la pasada Euroliga con el Fenerbahçe de Obradovic, firmó 24 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias que decantaron una batalla de rachas y parciales.

España tardó cinco minutos en destapar el aro del Eurobasket. Lo logró Rudy Fernández cuando la contabilidad del conjunto de Scariolo reflejaba un desenfocado 0 de 6 en tiros de campo. Un tapón de Pau Gasol sobre Raduljica ofuscó tanto a la tanqueta serbia que en el viaje a su aro soltó una tarascada al alero mallorquín que se convirtió en el dos más uno con el que arrancó la selección. Ese chispazo y la contundente aparición de Felipe Reyes en el partido sirvieron a España para tomar impulso hasta el 21-9 del minuto 9. Después de una barroca asistencia entre las piernas de Rudy Fernández para Willy Hernángómez, el capitán del Real Madrid se puso manos a la obra y desmontó el dique serbio a golpe de efectividad. Apuró el primer cuarto con cuatro puntos y un rebote en menos de cuatro minutos (+12 con él sobre la pista), y retomó la faena en el segundo parcial hasta alcanzar los 10 puntos antes del descanso con apenas ocho minutos sobre el parquet.

Blanco por fuera y rojo por dentro, el trío de jugadores del Madrid tetracampeón (Sergio Rodríguez, Sergio Llull y Rudy Fernández) y la pareja de los Chicago Bulls (Nikola Mirotic y Pau Gasol) volvió a ser la mezcla de Scariolo para su quinteto de estreno, pero no fue hasta la salida de Felipe para dar sustento en la pintura a los puntos de Rudy cuando España certificó su llegada al campeonato. Sin embargo la diferencia desapareció con la misma ventaja con la que había llegado. La diferencia en el rebote (44-32) y en los porcentajes de tiro aupó a Serbia.

La facilidad con la que España comenzó a rodar tras los titubeos iniciales emborronó la perspectiva del conjunto de Scariolo y afiló el espíritu guerrero del la Serbia subcampeona del mundo. Un carácter forjado a contracorriente y barnizado de optimismo tras la plata de Madrid que tomó medidas al aro rival hasta derretir la efervescente ventaja española. Llegaron en tropel los puntos de Nedovic y apareció la clase de Nemanja Bjelica. El MVP de la pasada Euroliga, que hace un año anotó 19 puntos en Granada ante la selección de Orenga, se agigantó en el rebote defensivo y dio lustre a su puntería hasta voltear el marcador (49-58, m. 28). Ni rastro del jugador que se amilanó ante la furia canchera de Nocioni en la Final Four de Madrid. Su tocayo, el otro Nemanja, el exjugador de Valencia y fichaje de Unicaja, acreditó la pujanza de su talento con dos triples consecutivos que dejaron tiritando a España que apuró la remontada pero se quedó a medias.

El Europeo de 2009 comenzó con una derrota de España frente a Serbia (65-57) y acabó reeditando el enfrentamiento en la final con un festival del conjunto de Scariolo (85-63) para lograr su primer oro Europeo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información