Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pasión y ansiedad en Mestalla

El Valencia se juega ante el Mónaco la clasificación para la Champions en medio de la inquietud general

Valencia en el entrenamiento para la previa de la Champions League
Nuno, en el entrenamiento del Valencia. EFE

Incondicional en las buenas y en las malas, la afición del Valencia puede resultar un factor diferencial en el parejo duelo entre el Valencia y el Mónaco que decidirá quién de los dos estará en la fase de grupos de la Liga de Campeones. En las grandes citas, Mestalla nunca falla. 90 minutos de calor y pasión que pueden resultar decisivos en la eliminatoria. “Nuestro estadio debe ser una caldera”, arengó Dani Parejo tras conocer que el Mónaco sería el rival para estar en el bombo de Nyon el próximo día 27.

El estadio che estará lleno en el decisivo choque. “La afición de Mestalla siempre nos ayuda, es de agradecer que se llene en estas fechas. Tenemos la obligación de retribuirles su esfuerzo con nuestro trabajo en el campo, unidos somos muy fuertes, espero que juntos logremos el sueño de estar en Champions”, agradecía Nuno, el técnico del Valencia, el apoyo de la afición a pesar de la incertidumbre que rodea al club de la capital del Turia y la falta de fichajes de renombre que ilusionen al valencianismo. Soñaban que con Peter Lim como dueño absoluto del club se formara una plantilla excelsa capaz de discutir la jerarquía al Barça y Madrid y a los grandes de Europa.

Pero nada de eso. Con Lim, el Valencia, por lo visto en apenas un curso, no resulta un club en el que todo jugador quisiera formar parte de él. La dinámica vendedora sigue estando instaurada. Como temporadas atrás, el final de cada campaña marcaba la venta de los principales futbolistas. Silva, Villa, Mata, Soldado, Jordi Alba… abandonaron Mestalla para paliar las eternas deudas del club. Con Lim se auguraban tiempos de bonanza, pero la marcha de Otamendi al City es un ejemplo más de que el maná no ha llegado con el magnate de Singapur. Por si fuera poco, en la operación de venta del central argentino, Mangala, defensa francés del City, se ha negado a llegar cedido al Valencia. Tres de las cuatro incorporaciones del Valencia (Santi Mina, Danilo Barbosa y Bakkali) apenas tienen 19 años y escaso rodaje en la élite. Ninguno de ellos formará como titular ante el Mónaco. Si estará en la portería Mathew Ryan, procedente del Brujas, un campeonato menor.

El desazón de los aficionados tiene su razón, pero estará al lado del equipo para que el Mónaco sufra la presión de Mestalla. Cualquier detalle mínimo puede ser crucial en una eliminatoria que se intuye igualada. “Por las plantillas somos dos equipos de Champions”, entiende Nuno. El Mónaco no podrá contar con Kurzawa ni Moutinho, dos ausencias sensibles como la de André Gomes en el Valencia. Ambos equipos saben que hay que disputar el partido de Mestalla pensando en la vuelta en el estadio Louis II. El esfuerzo de toda una temporada quedaría en poco sin el premio de la Champions. Mestalla lo tiene claro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información