Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Pareja, más delgada, más potente y líder del waterpolo español

La capitana de la selección afronta el estreno ante Kazajistán con tres kilos menos que en 2013

Jennifer Pareja, en el CAR de Sant Cugat. Ampliar foto
Jennifer Pareja, en el CAR de Sant Cugat.

Sonará la bocina y Jennifer Pareja (31 años), saldrá disparada en busca de la pelota, que espera muerta en el centro de la pileta a que la coja ella o una kazaja, en el primer partido de España en el Mundial (10.50, Tdp). Y la cogerá ella, que por algo es tan rápida en un esprín que en diciembre ganó el Campeonato de España de los 50 metros libres, aunque la descalificaron por un defecto formal en la salida. Pareja no solo gana el 99% de las posesiones de balón en los inicios de cuarto de los partidos que disputa en su club, el Sabadell, y en la selección, es mucho más: es un brazo demoledor, es sentido de juego, es liderazgo, es tozudez. Pareja es Dios en el mundo del waterpolo femenino.

“Es un ejemplo, un referente para el resto. Es magnífico ver como tira del grupo”, asegura Miki Oca, entregado al compromiso de su capitana con el grupo después de tantos años. “Lo mejor que le puede pasar a un deportista es que los niños digan: yo quiero ser como tal. Yo ya he oído a muchas niñas decir que quien ser como Jenny”, sostiene Manel Estiarte. Será por algo que en el waterpolo español se da por hecho que hay un antes y un después de Jennifer Pareja.

La capitana de la selección española fue campeona del mundo en 2013, de Europa en 2014, subcampeona continental en 2008 y medalla de plata olímpica en los Juegos de Londres en 2008. Nacida en Olot, presume antes de su sobrina que de ser tricampeona de Europa con el Sabadell, club con el que acumula siete Ligas, cinco Copas de la Reina y cuatro Supercopas de Europa. En Kazán liderará a las 13 rosas que Miki Oca ha escogido para revalidar el título de campeonas del mundo, y que ganó con tres kilos más de los que pesa ahora.

Jennifer Pareja, durante un entrenamiento. ampliar foto
Jennifer Pareja, durante un entrenamiento.

Nadie, ni ella sabe por qué, pero después del Mundial de Barcelona bajó de peso de tal manera que llega a Budapest 2014 tan delgada que los controles alarmaron a los médicos. “Yo me encontraba igual que siempre, pero estaba más delgada”. Según compañeras de equipo, “se lo come todo, come como una bestia”, así que ese no debía ser el problema. “Seguramente es cosa de la edad”, la vacilan sus más cercanas en el equipo, solo porque es la veterana del grupo. No en vano, cuando Pareja llegó a la selección española por vez primera, Paula Leitón, la boya que ha llamado Oca para este Mundial, no había nacido. Por más pruebas que le hicieron, nadie pudo dar razón de su bajada de peso. Así que llega al Mundial con 63 kilos y un brazo tan trabajado durante el último mes que no le entran las camisetas. “Menos mal que en verano las uso de tirantes, se ríe”, consciente de que está fibrada. “Estoy cachas, ¿no se nota?”, bromea.

“Es un espejo en el que nos miramos todas”, admite la joven Judith Forca. “Yo mejor no te hablo de ella, es mi amiga, mi compañera… No entendería la vida sin Jenni”, tercia Ortiz. “En la piscina nos da mucho, pero fuera aglutina de una manera bestial. Siempre está”, asegura Maica García que la define como “una gran capitana”.

“¿Líder? ¡Qué líder!, qué va!”, se exclama ella con esa voz rota tan suya. “Líderes somos todas. Aquí nadie es más que nadie. Somos un equipo dispuesto a ganar por nosotras y por las que no están, por las que han trabajado este mes y se han caído de la lista y porque el waterpolo femenino las representamos 13 pero somos todas las que cada día nos tiramos a una piscina a entrenar solo porque amamos este deporte”. Por ellas, jura Jennifer Pareja que hoy, cuando suene la bocina y empiece el mundial en el waterpolo Arena de Kazán a la 10.50 horas, volverá a nadar para ganar el sprint.

Lo mejor que le puede pasar a un deportista es que los niños digan: quiero ser como tal. Muchas niñas quieren ser como Jenny”

Manel Estiarte

Más información