Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paraguay practica los penaltis

La selección que dirige Ramón Díaz busca sobreponerse a las bajas de Ortigoza y Samudio ante Brasil para repetir la sorpresa de 2011

Roque Santa Cruz bebe durante un entrenamiento.
Roque Santa Cruz bebe durante un entrenamiento. AFP

Sorpresa más destacada del certamen hasta ahora junto con Perú (otro equipo en fase de reconstrucción), la selección paraguaya que dirige Ramón Díaz busca sobreponerse a la baja capital de Néstor Ortigoza en la medular (“estaba en su mejor momento, manejando el grupo, manejando la pelota”, afirmó Díaz) y de Miguel Samudio en el lateral para repetir la sorpresa de 2011, cuando venció al Brasil de Mano Menezes en la misma ronda de cuartos. Invicta en el torneo y alabada por su magnífico segundo tiempo contra Argentina en La Serena, Díaz ha advertido de que “esta recuperación de Paraguay es para que el resto tenga mucha atención”.

Se prevé un encuentro igualado esta noche en Concepción, y los guaraníes han dedicado la parte final de los entrenamientos a ensayar el lanzamiento de penaltis (no habrá prórroga). Todavía no está claro quién será el sustituto de Néstor Ortigoza, fuera del campeonato por una rotura fibrilar en el muslo; Eduardo Aranda y Osmar Molinas luchan por el puesto. Piris (Udinese) entrará por el lesionado Samudio y Derlis González, revelación paraguaya, por el sancionado Ortiz en la medular.

El seleccionador 'Dunga' se ha referido a su homólogo guaraní (“Ramón es un gran entrenador. Es mi amigo, cenamos y tomamos buen vino”) y esconde su alineación titular, donde Diego Tardelli podría tener un lugar en la delantera para contrarrestar el poderío aéreo de su rival.

Más información