Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un partido con trampa aguarda a España en Bielorrusia

La selección busca el pase a la fase final de la Eurocopa en un choque en el que Del Bosque cumple cien partidos en el banquillo de La Roja

En un territorio muy poco conocido, el nuevo estadio de la ciudad bielorrusa de Borisov, la selección española disputa esta noche (20,45, TVE) un partido en apariencia sencillo aunque cargado de posibles trampas. El choque es crucial para La Roja, que necesita ganar a fin de asegurar su presencia en la Eurocopa de Francia el próximo año y defender el título logrado hace tres años en Kiev. Como rival comparecerá un equipo menor, Bielorrusia, a la que en el último choque entre ambos España endosó un 4-0. Y, sin embargo, hay aspectos que pueden complicarle la vida a los convocados por Vicente del Bosque. A favor de los locales cuenta que la mayoría de sus futbolistas todavía están disputando la Liga bielorrusa y llegarán en mejor forma que los españoles, ya relajados tras haber concluido sus respectivas campañas. Las dudas han venido rodeando a la selección tras el fracaso en el Mundial de Brasil y el patinazo ante Eslovaquia en esta fase de clasificación para la Eurocopa. Y los amistosos, como el del pasado miércoles en León ante Costa Rica, tampoco han contribuido a despejar las incertidumbres, por mucho que se tratase de un bolo con suplentes.

 El partido tiene además una fuerte carga simbólica porque Del Bosque, superviviente del fracaso brasileño pese a las balas que silbaron sobre su cabeza, cumple cien partidos en el banquillo español. Camino de la que sería su segunda Eurocopa y dispuesto a defender el título, el seleccionador afirma que no se siente cansado, por mucho desgaste que le supongan siete años en el cargo. Y también las mil trifulcas vividas. “El recorrido es largo, y en él ganamos y perdimos. Disputamos tres fases de clasificación y estamos en la cuarta, aunque cometimos un error en el Mundial”, reconoció ayer en Minsk, antes del último entrenamiento previo al partido, justo cuando se cumple un año del primer duelo del último Mundial, contra Holanda, el que marcó la fatal trayectoria posterior. “Me quedo antes con los títulos que con aquel mal día ante Holanda”, dijo. “Todo este tiempo nos ha dado para reír y para llorar”, remachó el seleccionador.

Puesto en faena, Del Bosque anunció la titularidad de Pedro, recién renovado en el Barcelona, aunque no así la de Cesc Fábregas, que llevó el peso del equipo ante Costa Rica en León. “Pedro es de nuestros preferidos. Tiene la singularidad de ser un goleador”, explicó. Otro de los futbolistas favoritos de Del Bosque es Cazorla, aunque tampoco confirmó si estará en el equipo inicial. El seleccionador está encantado con el nuevo papel que el exfutbolista del Villarreal y el Málaga desempeña en el Arsenal, donde Wenger le está situando prácticamente de medio centro. Entre las variantes que ha considerado para el futuro el técnico español es ubicarle junto a Busquets, toda vez que Xavi ya no está y su relevo hasta ahora, Koke, ha bajado sustancialmente su rendimiento esta temporada.

A vueltas con Piqué

En Minsk todavía no se han apagado los ecos de los abucheos del público de León a Piqué, en la diana tras la burla dedicada al Madrid en las celebraciones por la Champions del Barça. Del Bosque salió ayer por enésima vez en defensa del central catalán. “Es parte de nuestra familia y no le vamos a dejar solo. Era obligatorio defenderle”, afirmó. También los demás futbolistas han cerrado filas con Piqué. “Es insustituible en el grupo, dentro y fuera”, declaró Cazorla. “No fue agradable para nosotros escuchar los pitos que recibió en León”. Morata, que vuelve a La Roja tras un año excelente en la Juventus, se sumó a los apoyos, pese a su larga trayectoria madridista: “Piqué es un referente para nosotros, para los más jóvenes”.

Tres veces ha jugado España con Bielorrusia y tres veces ha ganado. En Borisov se estrena en un campo que la selección no ha pisado porque ayer prefirió entrenarse en Minsk. No jugará Aleix Vidal, flamante fichaje del Barça, lesionado. Si España logra encadenar su cuarto triunfo ante Bielorrusia, el camino a Francia quedaría expedito. Solo le faltaría vencer a Luxemburgo, Eslovaquia y Macedonia antes de enfrentarse a Ucrania con todo resuelto. Para entonces, Del Bosque sería un mito, si no lo es ya.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información