Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio al entrenador

Los dirigentes del Madrid cuestionan aspectos concretos de la gestión de Ancelotti

Ronaldo y Ancelotti en un entrnamiento. Ampliar foto
Ronaldo y Ancelotti en un entrnamiento. efe

Los asesores más agresivos de Florentino Pérez fundamentan la necesidad de destituir a Carlo Ancelotti en razones que son objeto de una larga discusión en el seno del Real Madrid.

  • Malos resultados. El Madrid se rige por un patrón de actuación que impide prolongar la confianza en el entrenador que acaba la temporada en blanco. Este postulado, que, según fuentes de la directiva, corresponde al sector más crítico, pasa por alto el Mundialito de Clubes y la Supercopa de Europa, dos títulos correspondientes a este curso. Hay directivos que recuerdan al presidente que la conquista de grandes trofeos no impidió el despido de grandes entrenadores, como cuando el club prescindió de Del Bosque tras ganar la Liga en 2003. Los defensores de Ancelotti también evocan una excepción: Florentino Pérez defendió la continuidad de Mourinho después de que el portugués completara la temporada 2013-14 sin ganar nada. Fue Mourinho quien dimitió.
  • Complicidad dañina con los jugadores. Los ‘halcones’ del séquito presidencial señalan que uno de los problemas más graves de Ancelotti es el exceso de complicidad que muestra con el núcleo duro del vestuario, representado por Cristiano, Ramos, Pepe y Casillas. Esto, según los críticos, acaba por condicionar negativamente la gestión del entrenador, que debe pensar en la institución más que en las personas. Por ejemplo, dicen, le impide ser justo con futbolistas como Varane, postergado en favor de Pepe.
  • La estrecha relación entre Vicente del Bosque y la plantilla ya provocó un conflicto en 2003, cuando Florentino Pérez resolvió no renovar al entrenador salmantino. Fernando Hierro, entonces capitán, debió abandonar el club precipitadamente. Ahora quienes reclaman la continuidad de Ancelotti al presidente son Cristiano y Ramos. Antes del último clásico, el segundo capitán denunció el agravio comparativo que sufre Ancelotti en relación a Mourinho: “Si hay alguien que se merece un respeto y una oportunidad después de un gran año como el pasado, ese es Ancelotti. Aquí ha habido entrenadores con más nombre que resultado y se les ha perdonado casi todo”.
  • Pretensiones económicas insoportables. Ancelotti pide demasiado dinero para renovar más allá de 2016, según los críticos. El italiano gana unos siete millones de euros netos por temporada. Mourinho superaba los diez millones.
  • Plaga de lesiones. El doctor Jesús Olmo, médico del equipo, sostiene que los entrenamientos inadecuados y la saturación de minutos de algunos jugadores propició las lesiones de Modric, Bale, Benzema, Ramos o Pepe. Los colaboradores de Ancelotti replican que el año pasado Olmo no mandaba tanto y los jugadores se lesionaban menos. Los sondeos hechos en la plantilla también exculpan al técnico.
  • Desprecio de futbolistas estratégicos. Infrautilización de grandes apuestas del club, como Illarramendi, Lucas Silva, o Isco. Sobreutilización de jugadores que para la directiva no tenían futuro, como Di María, Alonso, o Khedira.
  • Excesivo comedimiento ante los medios. Los dirigentes más sentimentales evocan con nostalgia las ardorosas ruedas de prensa de Mourinho espoleando a futbolistas díscolos, señalando a periodistas inquisitivos o denunciando conspiraciones arbitrales. Los expertos en comunicación amigos del presidente aseguran que aquellas eran maniobras magistrales que aliviaban la presión sobre la directiva. Sentencian que Ancelotti no posee talento propagandístico.

Las cifras del técnico

Cuatro títulos. En dos temporadas, Ancelotti ha brindado al Madrid una Champions, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y un Mundial de clubes. A falta de un partido de Liga, el italiano tiene un balance de 88 victorias, 14 empates y 16 derrotas en 118 partidos oficiales al frente del conjunto blanco. En ellos, su equipo marcó 315 goles y encajó 100 (con un promedio de 2,67 tantos a favor y 0,85 en contra). De las 16 derrotas, cinco fueron ante el Atlético, el peor rival para Ancelotti.

Mejor en la Champions. Las mejores cifras las alcanza en la Champions, donde ha obtenido la victoria en 19 de los 25 partidos disputados. Tres empates y tres derrotas completan la estadística. Con él, el Madrid ha sido el único equipo en la historia que ha ganado todos los encuentros de la fase de grupos durante dos años consecutivos

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información