“Pedro siempre está”

Luis Enrique elogia al delantero, suplente de nuevo, al tiempo que advierte que “en Múnich no tenemos dudas de que sufriremos”

Pedro celebra su gol, el segundo del Barcelona. / Manu Fernandez (AP)Foto: atlas

Ha perdido su silla porque la delantera del Barça (Messi, Luis Suárez y Neymar) es un martirio para cualquier rival. Suman entre los tres 112 goles, argumento que niega el debate, al menos el de la titularidad. Enfurruñados permanentemente los otros dos puntas al ser sustituidos [Messi no se le toca], en lo que Luis Enrique definió como chuminadas, ahora ya no se les da relevo sino que a falta de un suspiro sale Pedro por un medio como ocurriera en los dos últimos encuentros ligueros ante el Getafe y el Córdoba. También ante la Real. “Ahí Pedro nos fija a la defensa al tener dos jugadores abiertos. También genera superioridad en la banda y da control al partido. Al final, buscamos tener el balón siempre”, argumentó Luis Enrique.

Es un jugador ‘top’ y participa menos de lo que puede merecer”, dice el técnico

Pero Pedro casi siempre sale desde el banquillo porque en una vuelta natural, desde el duelo de Anoeta, sólo ha jugado de inicio en cuatro ocasiones y 13 desde el banquillo, donde en 12 de ellas no ha pasado de los 25 minutos. “Es un jugador clave que ha sumado en todos los momentos de la temporada. Es un ejemplo para los compañeros. Pero es evidente que todos quieren jugar más y en su caso es una realidad”, reflexionó Luis Enrique. Pero Pedro protesta en el césped y frente a la Real lo hizo a lo grande: una tijereta sensacional que puso el estadio patas arriba y que aproxima un poco más la Liga al Barcelona a falta de dos jornadas. “Ya se lo hemos visto entrenando. Es una chilena a una altura muy difícil y una finalización de un jugador diferente”, resolvió Luis Enrique. “Ha sido un golazo que lo hemos disfrutado todos porque nos ayuda mucho”, incidió Rafinha.

Saltó de felicidad el entrenador con el tanto y se abrazó con parte de su cuerpo técnico, ahora que las emociones ya son irresistibles, al tiempo que Pedro se acercó a la grada, donde se marcó un baile y se abrazó con Masip, Montoya, Munir y Douglas. Después recibió las felicitaciones del resto de compañeros, entre los que estaba un Piqué que, curiosamente, ya había probado una chilena en el primer acto con resultado distinto. “De Pedro sólo puedo hablar cosas maravillosas. Para él es una situación difícil porque es un jugador de clase top y este año le está costando participar menos de lo que quisiera o puede merecer”, explicó Luis Enrique; “siempre suma, se entrena perfecto, es un profesional íntegro y es una de las garantías del equipo. Siempre que se le necesita está. Es un gran placer tenerlo en el equipo”. Intervino el presidente Josep Maria Bartomeu, que celebró el gol en el recién bautizado Palco Presidente Suñol: “Es un jugador espectacular. Está con ambición como desde el primer día”.

Puede ser un año de ensueño. Está en nuestras manos”, anima Rafinha

La primera diana, en cualquier caso, la hizo Neymar. “Estábamos haciendo un gran partido, todo perfecto para hacer el gol que ha llegado en el momento justo”, resolvió el 11 a pie de césped. Era su diana número 35, cifra que se arrima a los 36 tantos de Eto’o en la temporada 2008-09, el último delantero que no sea Messi que alcanza estos registros. “Desde el principio estoy muy contento con los compañeros, el equipo y esperemos que sea una gran temporada”, agregó Neymar, que dijo sentirse cansado porque “venimos de grandes partidos con mucho esfuerzo”. Se sumó Rafinha: “Físicamente son partidos muy duros”. Aunque Luis Enrique lo tiene claro: “Hemos estado a un buen nivel físico”. Y apostilló: “No he visto peligrar el partido, pero sí que tenía dificultad, algo que sabíamos de antemano”. Le dio la razón Bartra: “Teníamos claro que costaría y más porque no hemos hecho goles al principio y el rival no se ha abierto”. Otra cosa será ante el Bayern en el duelo de vuelta de la semifinal de la Champions: “Vamos a sufrir en Munich. No tengo dudas y mis jugadores tampoco”, convino Luis Enrique. “Pero iremos a ganar”, recordó Bartra.

Y todo es más fácil cuando no se encajan goles, hasta el punto de que el Barça contabiliza siete encuentros seguidos con la portería a cero y Bravo ha dejado su portería a cero en 22 ocasiones (ha recibido 19 tantos en 36 partidos ligueros). “Me deja tranquilo porque me preparo para ello. Y si llega el premio Zamora, bienvenido sea. Pero me ilusionan los títulos, los objetivos grupales”, expuso Bravo. “El equipo sabe que el aspecto defensivo es la base por la que se cimienta cualquier equipo. Tenemos una idea y la ejecutan a las mil maravillas”, abundó Luis Enrique. De los goles ya se encargan los tres delanteros. Y Pedro pone la guinda.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS