Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qatar compra ‘afición’

El emirato contrata a 60 peñistas españoles para que animen a su selección, dirigida por Valero Rivera, durante el Mundial de Doha

El Lusail Sport Arena, en Doha, sede de la final del Mundial. Ampliar foto
El Lusail Sport Arena, en Doha, sede de la final del Mundial. EFE

A falta de tradición, millones. Y, a falta de bullicio, una afición impostada. Qatar, organizador del Mundial de balonmano que se disputará del 15 de enero al 1 de febrero, ha abierto en los últimos tiempos sus brazos al deporte, inmejorable canal de promoción. Desde hace tiempo, el emirato acoge todo tipo de eventos, desde el fútbol hasta el tenis, pasando por acontecimientos del mundo del motor. Ahora, el país albergará la Copa del Mundo de balonmano. Y, a falta de una hinchada ruidosa que dé alas a sus jugadores, ha optado por la vía rápida: la ha comprado.

Alrededor de 60 peñistas españoles han sido contratados por Qatar para que, durante las dos próximas semanas, aporten colorido y animen a su selección en la cita que arranca este jueves. Miembros de diferentes peñas de Cuenca, Vigo, Puerto Sagunto (Valencia) y Aranda de Duero (Burgos) partieron este martes desde Barajas, a gastos pagados, con una misión muy definida: hacer ruido y jalear a la anfitriona, dirigida por el técnico aragonés Valero Rivera.

“Buscaban animación. Somos conocidos en ese mundo. Nos llamaron y allá que vamos”, admite Samuel Ruiz, presidente de Furia Conquense, en unas declaraciones a la agencia EFE. “Igual que animamos en casa (Cuenca) animaremos allí. Con instrumentos de viento y percusión, con bombos y tambores”, agrega el seguidor, que junto a los otros peñistas caldeó la T4 del aeropuerto de Madrid como anticipo.

Escultura de balonmano a las puertas del Lusail, en Doha. ampliar foto
Escultura de balonmano a las puertas del Lusail, en Doha. EFE

La peña Furia Conquense nació el 29 de abril de 2005, cuando sus integrantes se desplazaron a Pamplona para arropar al GlobalCaja Ciudad Encantada, equipo de la liga Asobal. Desde entonces, son visibles en diversas gradas de la geografía española y también estuvieron presentes en el último Mundial, el de 2013, aunque, en esta ocasión, para apoyar a los Hispanos en un partido en la Caja Mágica de Madrid. Ahora, en lugar del rojo lucirán el granate, color empleado por la selección catarí.

Se da la circunstancia de que el equipo nacional del emirato está encuadrado en el mismo grupo que España. Ambas selecciones se enfrentarán el próximo día 21 y la delegación de aficionados, paradójicamente, deberán apoyar al rival. Un adversario que desde la contratación de Valero Rivera, después de guiar a España al oro hace dos años, ha crecido como la espuma. En 2003, se presentó al mundo y, desde la llegada del extécnico del Barcelona, se ha proclamado campeona de Asia, por primera vez, y sólo ha caído en dos partidos. Buena parte de ello de debe a las nacionalizaciones de una docena de jugadores europeos, de primer nivel, como Danijel Saric, Zarko Markovic, Jorge Paván o Rafael Capote.

Al diseño de un equipo competitivo que aspirará a las medallas, Qatar ha sumado unas infraestructuras de lujo, con tras pabellones fabulosos (el Lusail Sports Arena, sede de la final, puede acoger a más de 15.000 espectadores), y, ahora, una afición sintética, que anima a cambio de hacer turismo y poder presenciar el balonmano de alto nivel en primera fila, independientemente de los sentimientos. El dinero, ya lo dicen, lo compra casi todo.

Más información