Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Lo de Aragón no se puede repetir”

El presidente de Honda advirtió a Márquez y Pedrosa de que no podían volverse a caer

Márquez, durante la conferencia de prensa previa al gran premio de Japón, responde ante la mirada de Rossi. Ampliar foto
Márquez, durante la conferencia de prensa previa al gran premio de Japón, responde ante la mirada de Rossi. EFE

El presidente de Honda, Takanobu Ito, recibió a los pilotos de MotoGP en su casa, en la fábrica de esos sueños que tenían desde pequeños. Y allí, a Dani Pedrosa y Marc Márquez les cayó un simpático rapapolvo. Dos semanas atrás se fueron al suelo, primero uno y después el otro, en los compases finales de una carrera que podrían haber ganado. Ito-san no se había olvidado de aquello. Pelean por el título mundial y los responsables de la fábrica del ala dorada no quieren más sustos similares. “Nos puso presión, eh?”, concedía Márquez, que relató el listado de peticiones con una sonrisa: “Nos dijo: 'No os podéis caer más, lo de Aragón no se puede repetir'. Y también: el domingo vengo a verte ganar”. ¿La carrera o el título? Y él, inconformista, lo tenía claro: “Si gano la carrera, gano el título”.

“Si gano la carrera, gano el título”, dice Márquez, que en Motegi dispone de la primera bola de partido

Y así es. El domingo, en Motegi, el español tiene su primera bola de partido. Fundamentalmente, debe quedar por delante de Pedrosa y Rossi. “Y eso significa, como mínimo, ser segundo”, asume. Pero no le quita el sueño. “¿Nervioso? No. Si fuera la última carrera del año... Pero me quedan cuatro por delante. No cambiará mi planteamiento de la carrera”. Y rápidamente, puntualiza: ¡Si es en seco, eh! La experiencia de la última carrera, en la que cayó por seguir en la pista bajo la lluvia y con neumáticos de seco, ya cuenta como una lección aprendida más. “Si llueve, habrá que asegurar algunos puntitos, y hasta la próxima carrera”, concluyó. Minutos antes Pedrosa había explicado la complejidad de la situación: “No era nada fácil: controlar al rival, pelearse con el mejor en la pista, calcular las posibilidades, controlar tus tiempos... Lorenzo eligió bien, pero él estaba más lejos de nosotros y tenía menos que perder”.

Y ganó mucho. Difícilmente pensó el mallorquín, que sumó un error tras otro al inicio del curso, que llegaría a final de temporada peleando por el subcampeonato. Ahora tiene cuatro carrera para batirse cuerpo a cuerpo con Rossi y Dani por un segundo puesto que le sabría a gloria. “De aquí al final del Mundial debo quedar siempre primero y segundo”, se exige a sí mismo. “Pero no será fácil recortar 15 puntos en circuitos que son muy buenos para la Honda y para Dani”, apuntó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información