Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hablar hoy de fútbol está fuera de lugar”

Martino evita entrar a analizar un partido condicionado por el recuerdo a la figura de Tito

Los jugadores del Barça guardan un minuto de silencio por la muerte de Tito Vilanova
Los jugadores del Barça guardan un minuto de silencio por la muerte de Tito Vilanova REUTERS

Pocos en el Barça tenían ganas de hablar tras el partido en El Madrigal. Con Tito Vilanova en la memoria, Tata Martino no quiso explayarse en ningún tipo de análisis. Dos preguntas admitió y no quiso hablar de fútbol. Comenzó su alocución recordando a Tito. “Es un fin de semana triste para el Barcelona y el mundo del fútbol. Hablar hoy de fútbol está fuera de lugar. Quiero dar un abrazo a la familia de Tito”, dijo el preparador argentino.

Dos goles en propia puerta del Villarreal metieron al Barça en el partido, resuelto luego por Messi. “Al igual que el otro día ante el Athletic, nos tocó remontar un partido, esta vez más difícil por los dos goles en contra”. La analítica del partido quedó ahí para el Tata. Resultó un momento extraño que tenía que pasar obligadamente. “Hemos tenido fortaleza, coraje y temple para jugar el partido. En estas circunstancias el fútbol parece poca cosa”, redundó el entrenador, que en la víspera del partido no sabía qué decir a sus jugadores. “Es difícil explicar a los jugadores que hay que hacer en un momento como el que estamos viviendo”, reiteró Martino.

“Solo nos queda luchar hasta el final de la Liga”, explicó Iniesta tras el encuentro. “Hemos jugado bien. El Barça, cuando gana, es porque juega bien al fútbol”, añadió el centrocampista, que dedicó el triunfo a Tito. “Nos ha afectado mucho su pérdida. Es una persona que ha convivido con nosotros. Me quedo con el ejemplo, con la persona que ha sido”.

También Zubizarreta, el director deportivo, una de las personas más emocionadas estos últimos días, volvió a recordar al amigo: “Seguimos muy dolidos. Tito nos dio tanto en lo profesional y en lo personal...”.

Los jugadores del Barcelona pudieron dedicarle la victoria después de remontar dos goles. Los dos primeros de los visitantes fueron en propia puerta de los amarillos, y el tercero de Messi. Ya entonces los futbolistas hicieron una piña y señalaron al cielo, en recuerdo al compañero perdido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información