Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienvenido, ‘mister Odom’

El exjugador de la NBA es recibido en el Baskonia entre gran expectación, incluido el alcalde de Vitoria, y Scariolo asegura que es "una operación muy reflexionada"

Lamar Odom, rodeado de aficionados en Vitoria.

Sergio Scariolo sacó el pincel y dibujó el retrato de Lamar Odom con trazos finos y trazos gruesos. "Capacidad para jugar en dos roles, humildad, aceptación de las condiciones, poco egoísta, inteligente, sincero, concreto, veterano y maduro". Esos fueron los adjetivos y expresiones que le dedicó el técnico italiano al jugador tras una reunión urgente con el reciente fichaje estrella del Baskonia a su llegada ayer a Vitoria. Era el vivo retrato del mirlo negro, un mirlo acosado por un pasado pertinaz, pero con una trayectoria deportiva esplendorosa y dos anillos de la NBA.

"Tiene un encaje técnico ideal. Quiere volver a disfrutar”, explica el entrenador

Scariolo ponía el colofón deportivo a lo que fue una jornada triunfal. Odom, de 34 años, y que no juega desde mayo de 2013, llegó al mediodía al aeropuerto de Bilbao, procedente de Los Ángeles (vía París), tras 15 horas de viaje, y desde allí se desplazó en taxi a Vitoria. En Bilbao, rodeado de fotógrafos y de cámaras de televisión, dijo solo una palabra, "Hola", y se fue. El siguiente posado, cual estrella que se precie, fue ante la escultura vegetal en la Plaza de la Virgen Blanca (lugar emblemático de Vitoria). Allí dijo: "Estoy muy feliz y espero hacer una buena temporada". Eso mientras los flashes apuraban sus contornos ante la escultura. A su lado, junto a la imaginaria alfombra roja, no faltó el alcalde de la ciudad, Javier Maroto, acompañando a la celebrity en sus primeras horas en su nueva casa.

Cuentan que mientras las fotografías se sucedían, el alcalde le susurró al oído a Lamar Odom: "Puedes decir que Vitoria es el lugar donde mejor se come de España", mientras posaba junto al cartel que celebra la elección de la ciudad vasca como la capital gastronómica de España.

"Estoy muy contento
y espero hacer una buena temporada", se limita a decir Lamar

Odom, que lucirá el número siete durante su estancia en el Laboral Kutxa, estará hoy en la grada del Buesa Arena viendo a sus nuevos compañeros en el enfrentamiento contra el Barça en el Top 16-de la Euroliga (20.30, Canal Plus Deportes). Probablemente, la estrella de la NBA debute el sábado frente al Valladolid, colista de la Liga Endesa, en el mismo pabellón (20.15, ETB1), una buena oportunidad para ir fogueándose y recuperar sensaciones después de tantos meses parado. Ahí empezará una andadura, inicialmente de dos meses, para demostrar la reflexión de Sergio Scariolo, que ayer afirmó: "Al principio te puede descolocar el fichaje, pero se trata de una operación muy reflexionada. Odom tiene un encaje técnico ideal para rellenar nuestras carencias, sabe de qué va esto". Fue otra declaración en el mismo sentido que la del día anterior del presidente, Josean Querejeta, que afirmó que el ala-pívot es "la primera piedra" en la "refundación del club" en su política deportiva.

Vitoria sueña con que aquel ídolo de la NBA de hace unos años recupere el gusto por el baloncesto, por la competición, y encuentre en la pequeña capital vasca el recipiente adecuado donde enjugar un pasado turbulento y duro, sobre todo fuera de las pistas. De momento, Lamar Odom solo hizo una declaración de principios, tan típica entre los recién llegados: "Estoy muy contento de estar aquí". Ahora solo falta que el Baskonia acabe pensando lo mismo después de estos dos meses, ampliables al resto de temporada y con opción de una más.

"Hemos hablado bastante. Lamar es maduro y muy veterano. Su prioridad es volver a disfrutar de jugar. Me ha dado muy buenas sensaciones", añadió Scariolo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información