Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de fúlbol Brasil 2014

Scolari se ve en octavos de final

La ‘canarinha’, favorita ante el conjunto de Rakitic, la renovada ‘Tri’ de Herrera y los conflictivos cameruneses de Eto’o

Neymar celebra un gol de Brasil en la Confederaciones Ampliar foto
Neymar celebra un gol de Brasil en la Confederaciones reuters

Luis Felipe Scolari ha anunciado que Brasil ganará la Copa del Mundo. Ahora se trata de ver por tanto los rivales que se cruzarán en su camino para confirmar o desmentir el pronóstico del populista Felipão, que no acertó en sus cábalas cuando dirigió a Portugal en la Eurocopa 2004, torneo que se adjudicó sorprendentemente Grecia. Las buenas sensaciones que siempre ha tenido el técnico de La Canarinha aumentaron ayer después del sorteo cuando su selección quedó emparejada con Croacia, México y Camerún. “No estamos en el grupo más duro, que es el de Inglaterra, Italia y Uruguay”, advirtió. “Yo quería empezar contra un rival europeo, y nos enfrentaremos en el estreno a Croacia. Así que me doy por satisfecho. El problema vendrá después porque los clásicos con México siempre son muy duros. Y nos quedará Camerún”.

Las complicaciones para Brasil empezarán en el cruce de octavos cuando, con el permiso de Chile, seguramente se enfrentará a uno de los finalistas del último Mundial: España u Holanda, la selección que la eliminó en cuartos de final de Sudáfrica 2010. Sneijder acabó con un equipo que ya había sido eliminado también en cuartos por un gol del francés Henry en Alemania 2006. Los brasileños se han corregido y ahora están avalados por su rotundo triunfo en la Copa Confederaciones ante España. La pentacampeona (1958, 1962, 1970, 1994, 2002) aspira a reencontrarse con un título que le es esquivo desde Japón y Corea, cuando se juntaron Ronaldo, Rivaldo y Ronaldinho. La condición de anfitrión también jugaría a su favor, si no fuera porque nadie se ha olvidado del Maracanazo y el triunfo de Uruguay en 1950. “No quiero que mis hijos lloren como yo vi llorar a mi padre”, sentenció ayer Pelé.

Felipão no acertó con sus cábalas en la Eurocopa de Portugal, ganada por Grecia

Brasil se olvidó de alguna manera del jogo bonito que siempre desarrolló a partir de figuras como Pelé, expresado sobre todo en el Mundial de 1970, y ahora apuesta por el triunfo final a partir de un equipo sólido, de fútbol directo, salpicado de jugadores deliciosos como Óscar y Neymar. Afirmado desde la defensa por dos centrales autoritarios (David Luiz y Thiago Silva), el plantel se despliega con excelentes transiciones manejadas por los laterales y la segunda línea, rematada por un ariete clásico (Jo o Fred). La laboriosidad de volantes como Paulinho Santos y Luiz Gustavo, Fernandinho o Ramires favorece la pegada más que el virtuosismo. Los últimos análisis aseguran que Brasil es la selección con el valor de mercado más alto: 508,7 millones de euros entre los 23 jugadores aspirantes a ser llamados por Scolari. Nadie mueve mejor la rueda de la mercadotecnia que el azulgrana Neymar.

Las estrellas brasileñas tendrán tiempo para coger la mejor forma con vistas a las eliminatorias directas si se atiende a sus rivales en la fase de clasificación. No se esperan grandes cosas de Camerún, que no encuentra la estabilidad deportiva necesaria para recuperar el protagonismo perdido en la Copa del Mundo. El último conflicto interno del plantel ahora dirigido por el alemán Volker Finke fue denunciado por Eto’o: “Mis compañeros no me pasan la pelota”. El delantero del Chelsea es el principal reclamo de un equipo que cuenta también con Webo, M’bia y Song.

México venció a Brasil en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Más competitividad se prevé en México. La Tricolor se proclamó campeona olímpica en Londres 2012 ante Brasil, liderado por el mismo Neymar que ahora juega en el Barcelona, y provocó la destitución de Mano Menezes y de su proyecto de renovación de La Canarinha. Ocurre que México es ahora una selección llena de dudas después de disputar la repesca con Nueva Zelanda. El seleccionador, Miguel Piojo Herrera, prescindió de los futbolistas que juegan en Europa y defendió la clasificación con futbolistas de la Liga de México. Peralta ha marcado el doble de goles que Chicharito (Manchester United): 5 contra 10. Y quedan por resolver asuntos complicados como los de Giovani Dos Dantos, Guardado y, sobre todo, el de Carlitos Vela, que no ha sido citado desde 2011, a veces por decisión propia, al entender que no estaba en su mejor momento, y otras por cuenta del seleccionador. “Uno no sabe si volverá con tanto cambio de técnicos”, aseguró el delantero de la Real Sociedad, una de las figuras de la Liga. “Me gusta el grupo porque nuestro estilo de juego no les va nada bien a ninguno de los contrincantes que nos tocaron”, afirmó Herrera.

Aunque difícilmente aspira de nuevo al podio, como ocurrió en Francia 1998, el último Mundial ganado por una selección anfitriona, Croacia siempre ha sido un mal enemigo por su imprevisibilidad y calidad de sus individualidades. Srna, Rakitic, el madridista Modric y Mandzukic, el ariete del Bayern de Múnich, que no podrá jugar por sanción en el estreno contra Brasil, son jugadores desequilibrantes en el equipo de Niko Kovac. Los croatas, que en la repesca ganaron a Islandia, aspiran a ser segundos por detrás de Brasil. “Va a ser muy especial y bonito jugar el primer partido contra los anfitriones, con todo el mundo pendiente de la cita”, aseguró el seleccionador, Niko Kovac. “En el Mundial de 2006 ya les pusimos las cosas muy difíciles: Dida paró mucho y solo nos ganaron al final con un gol de Kaká”.

Aunque respeta a sus rivales, Brasil deshoja ya la margarita: España u Holanda (o Chile) para el cruce de octavos de una Copa del Mundo que quiere suya después del maracanazo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información