Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida y ‘muerte’ de Solbakken

El entrenador del club danés estuvo clínicamente muerto tras un infarto en un entrenamiento

Stale Solbakken, técnico del Copenhague, ayer en rueda de prensa.
Stale Solbakken, técnico del Copenhague, ayer en rueda de prensa. AFP

El Copenhague y su entrenador, Stale Solbakken, han nacido dos veces. El club, el más joven de Europa, se fundó en 1992 tras la fusión de dos históricos del fútbol danés: el Kjobenhavns (1876) y el Boldklubben (1903). El técnico, notable centrocampista del fútbol nórdico en los noventa, pasó del césped a los banquillos al tiempo que volvía a la vida tras un episodio dramático.

En 2001, durante un entrenamiento, el entonces capitán del equipo, que apuraba su carrera con 33 años, se desplomó en mitad de unos ejercicios rutinarios a causa de un infarto y su corazón dejó de latir durante ocho minutos. Fue declarado clínicamente muerto antes de que, camino al hospital, las maniobras de reanimación surtieran efecto de forma milagrosa.

Ídolo antes y después del suceso, la jubilación forzosa llevó a Solbakken a convertirse en entrenador y pronto comenzó a cosechar éxitos. En la temporada 2006-07 dirigió al Copenhague en su debut en la Liga de Campeones y en 2010 lo llevó inopinadamente más allá de la fase de grupos tras un empate ante el Barça en el Parken. Aquel partido dejó para la videoteca una acalorada discusión entre el técnico noruego y Pep Guardiola.

Ese curso, en el cruce de octavos de final, Solbakken se midió al Chelsea, dirigido entonces por Ancelotti. Un 0-2 en la ida y un empate a cero en Stamford Bridge resolvieron la eliminatoria a favor del conjunto inglés.

Hoy pasa apuros: penúltimo en su Liga tras 10 jornadas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información