Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delantero que aprendió de espaldas

Morata, máximo goleador del torneo, se ve más completo tras haber jugado en banda

Los jugadores de la sub 21 felicitan a Morata. Ampliar foto
Los jugadores de la sub 21 felicitan a Morata. Getty

Una falta peinada de cabeza, uno de los goles del torneo tras una jugada individual y un remate a placer le han servido a Álvaro Morata (Madrid, 1992) para liderar la tabla de goleadores del Europeo sub-21 en el que mañana (17.30, Cuatro) España afronta las semifinales ante Noruega (Italia y Holanda juegan la otra semifinal a las 20.30). Los tres tantos explican a un delantero que últimamente ha tenido que aprender a hacer daño desde la banda. “En el Castilla estaba funcionando de delantero centro y el míster me llevó a la banda. Al principio no me gustaba, pero me ha hecho más completo. Antes jugaba mucho de espaldas y ahora también sé atacar de frente, es otra manera de ver el juego”.

El gol que le hizo a Alemania conjugó a ese doble delantero en el que parece haberse convertido: el giro, el control orientado, la arrancada y la llegada por el lateral del área antes de definir. “Podía haber centrado atrás, pero sabía que Leno no la esperaría por el primer palo. Me gusta recibir de espaldas y sabía que los centrales estaban adelantados, por eso hice el control orientado y salí corriendo”, explica sobre esa maniobra que apunta directamente hacia sus referentes: “Mi padre, que también fue futbolista, me enseñó a moverme así y me ponía vídeos de Van Basten, Van Nistelrooy y Raúl para que viera cómo jugaban de espaldas”. La potencia y la velocidad le vienen de un tranco largo [1,90m]. “En un año crecí 20 centímetros, pero los músculos no se desarrollaron a la vez y tenía muchas lesiones. Ahora estoy bien y puedo desarrollar la velocidad que desde la banda te puede servir para llegar al área con diagonales”.

El delantero ha conseguido sus goles sobre un total de ocho remates en 134 minutos de juego

De alguna manera, ese gol fue un reclamo para la titularidad. En los dos primeros partidos, ante Rusia y Alemania, Lopetegui optó por el instinto y batalla de Rodrigo en el área. Esos dos duelos los acabó resolviendo Morata después del trabajo de zapa y desgaste de Rodrigo. Frente a Holanda salió desde el inicio y volvió a marcar para alimentar más aún las dudas sobre quién será el escogido para jugar contra Noruega. “He llegado con confianza por el final de temporada que he hecho”, explica sobre su facilidad para ver puerta: los tres tantos los ha conseguido sobre un total de ocho remates en 134 minutos.

“Me siento a gusto con este estilo de la selección, aquí cuando vienes sabes que vas a jugar así y el estilo nos beneficia a todos, aunque esta selección tiene muchos recursos. Podemos jugar a centro y remate, llegar con muchos jugadores al área por sorpresa o hacer contragolpes”, analiza. En los tres partidos, Morata ha mezclado bien con los centrocampistas, cayendo a banda o jugando de espaldas. “Con Thiago, Isco, Koke, Camacho, Sarabia, Muniain, Tello o Illarra por detrás es fácil jugar arriba”, analiza el compañero de habitación del hasta ahora mejor jugador del torneo: “Isco me hace tanta gracia en el campo como fuera de él. Es un auténtico jugón”.

Tengo que ser más agresivo en el área"

Morata, delantero de la sub 21

A uno porque pertenece a su cantera y al otro por haberle llenado los ojos a Zidane, se les relaciona con el nuevo proyecto de Florentino Pérez, aunque el City parece tener claro que el mediapunta malagueño será suyo y Morata está a la espera de lo que decida el nuevo entrenador. “Si no puedo quedarme en el primer equipo me gustaría irme a Inglaterra porque es una Liga muy física, emocionante y con mucha pasión”, advierte antes de señalar uno de sus puntos de mejora: “Tengo que ser más agresivo en el área. Un delantero tiene que intentar aprovechar cada balón que le llega. En el fútbol de hoy cuantas más cualidades añadas a tu juego, mejor”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información