Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banega da fuelle al Valencia

La lucidez del mediapunta argentino da la victoria a los de Valverde en un partido burocrático frente a un Getafe plano

Banega y Gavilán se abrazan tras el partido. EFE

Cuestión de ambición. Getafe y Valencia se citaron en el Coliséum para apurar sus opciones de sacar nota en los exámenes finales a pesar de su tendencia al sesteo durante todo el curso. Cuestión de aunar aptitud y actitud para sacar pasaporte europeo rumbo a la Liga Europa y la Champions respectivamente. Triunfó la fría solvencia de los visitantes gracias a Banega. Desde su parcela en la media punta y con porte de acordeonista, Éver dio fuelle a los suyos y encontró la tecla que resolvió un partido crucial en sus aspiraciones. Tres puntos con los que seguir atosigando a la Real tras 90 minutos de soporífero largometraje de final previsible.

Tan correctos como desapasionados, ambos equipos se retaron con más burocracia que juego. Pero mientras los de Valverde apostaron por esprintar, con la cuarta plaza en el objetivo; el Getafe volvió a sentirse cómodo en la inercia del pelotón y renunció a cotas mayores. Escasos de mordisco, los azulones perdieron a su único colmillo cuando, a los 18 minutos, Colunga tuvo que retirarse con problemas musculares y el Valencia adelantó definitivamente las filas ante la ausencia de amenaza en torno a Guaita. Apenas un remate a puerta pudieron echarse a la boca los seguidores locales.

Getafe, 0 - Valencia, 1

Getafe: Moyá; Valera, Rafa, Fede, Escudero; Lacen (Gavilán, m. 68), Xavi Torres, Pedro León, Abdel Barrada (Sarabia, m. 65), Diego Castro; y Colunga (Lafita, m. 18). No utilizados: Codina; Alexis, Mané y Míchel.

Valencia: Guaita; Joao Pereira, Ricardo Costa, Mathieu, Cissokho; Albelda (Víctor Ruiz), Parejo; Jonas (Feghouli, m. 69), Banega (Jonathan Viera, m. 88), Guardado; Soldado. No utilizados: Felipe; Barragán, Bernat y Valdez.

Goles: 0-1. M. 44. Mathieu bate a Moyá con un disparo desde la frontal del área tras un pase de Banega.

Árbitro: Teixeira Vitienes. Amonestó a Valera y Ricardo Costa.

Unos 9.000 espectadores en el Coliséum.

Sin capacidad de concreción, la posesión de balón se convirtió en un trámite de desgaste hasta que, en el primer bostezo azulón, Mathieu cantó bingo. Una falta anónima junto al balcón del área getafense se convirtió en un ejercicio de autor cuando cayó en los pies de Banega. El argentino cogió el acordeón y atrajo hacia sí a los cándidos centrales azulones para en una maniobra genial ceder después a la llegada de Mathieu que, con el horizonte despejado, soltó un latigazo inalcanzable para Moyá.

Metáfora de los instantes de lucidez de su equipo, Banega manejó la sístole y la diástole de la jugada que rompió el equilibrio al borde del descanso y, con el amparo de Albelda y Parejo, se adueñó del compás y el tiralíneas que retrató la inestabilidad del dique de contención del Getafe. Soldado comenzó a frecuentar entonces el área de Moyá que sostuvo a su tropa con varias intervenciones de mérito. Pero el despliegue local no alcanzó ni para inquietar a su rival. Luís García prescindió del ancla de Lacen y la zancada de Barrada para buscar inventiva y desborde con Sarabia y Gavilán. Sin embargo, nada alteró los biorritmos de un equipo plano e hipotenso. Orden y empeño bastaron al Valencia para asegurarse el botín.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información