Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay que atreverse a poner a los canteranos”

Tito Vilanova defiende la apuesta por los jóvenes en el Barça, pero “si no ganas, no vale para nada”

Vilanova, durante la rueda de prensa Ampliar foto
Vilanova, durante la rueda de prensa DIARIO AS

El Barcelona persigue mañana ante el Celta (18.00, Canal + Liga y Gol T) firmar el mejor arranque de su historia tras igualar la pasada jornada en Vallecas el mejor inicio en la Liga (ocho triunfos y un empate). Tito Vilanova espera contar con Leo Messi que, ante el nacimiento de su hijo Thiago, no se ha entrenado hoy con el equipo. El entrenador del Barcelona no ha querido hablar de los temas personales del argentino y tampoco ha querido explayarse mucho sobre la cantera tras las polémicas palabras de Mourinho, aunque ha defendido a los más jóvenes. “Para mí es difícil hablar de los demás equipos. Sé la manera de trabajar de los de aquí, un trabajo que viene desde hace muchos años. Es cuestión de atreverse a ponerlos, es nuestra manera de hacerlo”, ha declarado.

En todo caso, Vilanova no cree que sea “ningún sueño” que el equipo juegue con once canteranos. “Lo podíamos haber hecho muchas veces. Pero nosotros ponemos a los jugadores que nos pueden servir para ganar el partido. Lo de la cantera queda muy bien, pero si no ganas, no vale para nada”, ha resaltado.  Sobre el rival de mañana, el Celta de Vigo, Vilanova ha recordado que jugó en el conjunto vigués. “Me trató muy bien la gente de Vigo y los gallegos, en general. Allí nació mi primera hija. Me hubiera gustado jugar más de lo que lo hice. Di todo lo que pude profesionalmente”, ha recordado. El actual Celta, según el técnico, es un equipo que “intenta jugar muy bien al fútbol”. Ha destacado que mantiene posesiones largas y que siempre inicia el juego desde atrás. “Dispone de buenos mecanismos, intentaremos que no nos hagan correr”, ha dicho.

Vilanova espera contar ante el Celta con Messi

En todo caso, Vilanova prefiere medirse contra equipo que jueguen “un poco más abiertos” y espera que el Celta lo haga así, a diferencia de otros muchos rivales a los que se ha medido el Barça esta temporada. Para el partido de mañana, los azulgrana no podrán contar con Gerard Piqué, lesionado desde hace seis semanas. El entrenador ha explicado que el central lleva unos días entrenándose a buen nivel. “Tiene una evolución positiva, veremos para cuándo está, pero físicamente se va encontrando mejor. Es importante recuperar a jugadores. Tiene muy buena salida de balón, interpreta muy bien el juego y además había empezado la temporada de manera fantástica”, ha recordado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.