Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marta Domínguez cambia el paso

Tras meses de silencio, la atleta anuncia que deja el 3.000m obstáculos y que apoya a Odriozola en las elecciones de la federación

Marta Domínguez, junto a Odriozola y Cacho Ampliar foto
Marta Domínguez, junto a Odriozola y Cacho DIARIO AS

Marta Domínguez pasó como un rayo por los Juegos Olímpicos de Londres. Tras un año complicado por su implicación en la Operación Galgo contra el dopaje, de la que fue exculpada, la palentina se rodeó de su familia y amigos y se negó a hablar con los periodistas tras correr los 3.000m obstáculos. Han pasado un par de meses de esa final y la atleta ha decidido romper su silencio para anunciar que cambia de prueba y que su voto en las próximas elecciones en la federación española es para el actual presidente, José María Odriozola, en el cargo desde 1989.

El momento escogido por Domínguez fue la presentación de la carrera Divina Pastora de Madrid. Con el propio Odriozola y otro de los candidatos, Fermín Cacho, de testigos, la atleta mostró su apoyo al primero sin menospreciar al segundo: “Estoy con Fermín porque es el mejor atleta”, dijo, “pero a nivel de gestión, me quedo con el presi . Ha hecho las cosas muy bien y creo que hay que seguir apostando por él”.

Este año la atleta hará otra vez la temporada de cross y no descarta el maratón

El apoyo de una de las mejores atletas españolas de la historia no se transformará en un puesto directivo en caso de que la candidatura de Odriozola triunfe en las elecciones de diciembre. “Los días tienen 24 horas”, se justificó la senadora del PP, que tiene un hijo de corta edad y que, a los 36 años, sigue entrenándose.

Este año Marta Domínguez hará otra vez la temporada de cross, una de las pocas oportunidades que tienen los atletas de aumentar sus ingresos, y luego cambiará de distancia. Dice que los 3.000m obstáculos, de los que fue campeona del mundo en Berlín 2009, ya no se ajustan a sus características fisiológicas ni su preparación es compatible con su vida familiar y profesional y que intentará dar el salto a una distancia mayor. ¿Maratón?, le preguntaron. “Puedo tener en mente el maratón”, reconoció, “pero tengo que ver cómo responde el cuerpo, probar antes una media maratón”.

No se sabe si Marta Domínguez es una mujer nueva, como ella misma anuncia, pero sí que está más relajada que hace dos meses en Londres. Ha cambiado el gesto adusto de entonces, las miradas de reojo y el silencio, por una sonrisa, incluso cuando explica por qué se aisló de esa manera: “Fue una decisión personal. No fue un silencio absoluto. Tuve una lesión y lo único que me preocupaba era aislarme, cuidarme”. Superada la lesión y el disgusto olímpico, solo pudo ser 12ª, la palentina volverá a competir el próximo 28 de octubre en los 10 kilómetros de Divina Pastora en Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.