DIDIER DESCHAMPS | seleccionador de Francia

“En Francia los jugadores se cuidan menos, confunden libertad y dejadez”

El técnico francés trabaja con la disciplina como eje central de su filosofía tras los escándalos que han acompañado a los 'bleus'

Didier Deschamps dirige un entrenamiento de la selección francesa.
Didier Deschamps dirige un entrenamiento de la selección francesa. franck fife / AFP

Llueve sin parar en Clairefontaine, un lugar idílico a 50 kilómetros de París, donde se concentró la selección francesa antes de su encuentro ante España. Falta una semana y todo parece en orden. Los operarios han replantado el campo Michel Platini, que destrozó una manada de jabalíes, el césped está perfectamente cortado y reluce el verde por todos los lados. El nuevo seleccionador francés, Didier Deschamps (Bayona, 1968), recibe muy sonriente a los medios franceses e internacionales. Dentro y fuera del campo, la disciplina se ha convertido en la obsesión de la selección francesa después de unos años horribles de escándalos.

Pregunta. ¿Cómo piensan jugar ante España?

Respuesta. No voy a desvelar lo que he preparado, pero no vamos a pensar solo en defender. España es el mejor equipo de Europa y del mundo desde hace unos cuantos años y sabemos que vamos a sufrir porque tiene mucha calidad en el manejo del balón y la posesión. La banda izquierda es brutal. Va a ser un partido complicado aunque intentaremos que no tengan todo el tiempo la pelota. Sabemos que la diferencia de nivel entre los dos equipos es muy grande. No vamos a jugar para empatar, pero sería un resultado positivo.

P. ¿Ha hablado con Del Bosque?

Sabemos que la diferencia de nivel con España es muy grande”

R. Sí, nos reunimos hace poco todos los seleccionadores en Varsovia. Más que hablar, sobre todo le escuchamos. Le preguntamos sobre la Eurocopa, las elecciones que había hecho antes de cada partido, las cosas que había elegido... Quiso compartir con nosotros su experiencia. Le respeto muchísimo, es una persona humilde y ha conseguido que la humildad sea una de las características de su equipo.

P. ¿Le dio algún consejo?

R. Bueno… ¡sobre cómo jugar contra ellos no! Me habló sobre todo de cómo realiza la preparación antes de las competiciones, cómo trata a los jugadores, el hecho de dejarles un poco de libertad…

P. ¿Cree que Del Bosque deja mucha libertad a sus jugadores?

R. Sí. Escogió ese camino porque tiene jugadores sensatos y responsables, aunque siempre exista un riesgo. Me comentó que era muy duro para él que los jugadores estuviesen encerrados bajo presión 15 días antes de la competición.

P. La disciplina en los últimos años ha sido un problema en el equipo francés. ¿Qué les ha dicho a sus jugadores?

R. Lo que pasó en 2010 fue un desastre para el fútbol francés y para Francia, que dio una imagen nefasta en Europa y en el mundo. Después hemos seguido teniendo algunos problemas. Les dije a mis jugadores que tenían que estar más atentos con su actitud y su comportamiento, tanto dentro como fuera del campo.

P. ¿Es complicado lograr que se controlen?

R. Cuando no están en la selección, los jugadores son libres, están en sus clubes, aunque creo que deben estar siempre sonriendo, tienen que ser humildes. Yo les he dicho que son unos privilegiados y que tienen la suerte de hacer feliz a mucha gente, que se acerquen a ese abuelo, padre, niño que les piden un autógrafo… Es fácil.

P. ¿Cree que la falta de disciplina es un problema exclusivo del jugador francés?

R. No, pasa en todos los lados. El problema es que en la Liga francesa los jugadores tienen más libertad. En España, Inglaterra, Alemania, Italia... el régimen de los clubes es más severo y eso ayuda a fomentar el respeto entre los entrenadores, los futbolistas y la gente. En Francia los jugadores se cuidan menos, confunden la libertad que les dan en su equipo con la dejadez… Les es complicado respetar las reglas.

Del Bosque da mucha libertad porque sus chicos son sensatos y responsables”

P. ¿Cree que alguno de sus jugadores puede liderar al equipo y darle más madurez?

R. Es difícil porque tengo tres, cuatro jugadores que tienen más de 30 o 40 participaciones con la selección. Para ser líder es necesario tener credibilidad y para eso se necesita un mínimo de experiencia y partidos con la selección

P. ¿Entonces, no hay ninguno que pueda convertirse en líder?

R. Bueno… tengo al portero Lloris y gente importante como Karim [Benzema] o Ribéry, pero son líderes más técnicos. Encontrar a uno con todas las cualidades que se necesitan es complicado.

P. ¿La sociedad es mucho más severa con la conducta de los futbolistas que con los demás deportistas?

R. Sí, es así. Es el deporte más popular, el más mediático. Todos los días se habla de fútbol en Francia y estamos en el punto de mira nos guste o no.

P. ¿Es feliz siendo seleccionador?

R. Sí, soy feliz. ¡Si ganamos, más! Es diferente del trabajo que llevas a cabo en un club, el ritmo es distinto. A veces me falta la adrenalina del día a día, pero no tengo el problema de elegir, gestionar y luchar con los jugadores cada día.

P. ¿Qué recuerda de su etapa en Valencia?

R. Me encontré muy buen ambiente en el equipo aunque fue difícil para mí por lesiones importantes. La vida fue agradable, el mar, el sol, venía de Londres… Se vive muy bien. El ritmo de vida es distinto, se come más tarde. Cuando le gente te dice que va a verte por la tarde, aparece a las ocho. La gente disfruta de la vida con simplicidad. La gente en Valencia y en España vive y eso se ve en la calle.

P. La generación de Papin es recordada por la modestia, la suya y la de Zidane por ser campeones del mundo, la última por los escándalos de las vedettes… ¿Qué legado quiere dejar?

R. Mi objetivo ahora mismo son los resultados. Clasificar a Francia para el Mundial de Brasil es lo más importante y estoy construyendo un equipo para eso. Después, ya veremos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50