Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorpresa monumental en el Palau

Liderado por Sinanovic, el Valladolid, repescado del descenso y el más modesto de la Liga, vence a un desconocido Barça (71-78)

Huertas lanza a canasta ante Sinanovic AS

El Palau Blaugrana se vio sacudido por un resultado del todo inesperado, una de las mayores sorpresas que se han producido en la Liga Endesa durante los últimos tiempos. Ganó el modesto Blancos de Rueda Valladolid por 71-78. Cayó el campeón, el Barça Regal, desconocido, perdido por completo, en una segunda parte aciaga en que no dio una a derechas.

No era concebible de antemano semejante desenlace entre dos equipos separados por un mundo. El Barcelona, el equipo con más presupuesto, con una de las plantillas destinadas a luchar por todos los títulos en juego, en España y en Europa, se medía al rival con un presupuesto más bajo, 2,2 millones, que ha cerrado su plantel esta misma semana, un equipo que debía estar en la Leb Oro porque la pasada temporada concluyó en la última plaza. Pero los equipos que debían ascender no lograron reunier el presupuesto suficiente y el Valladolid, no sin notables problemas porque también tuvo que hacer frente a importantes deudas, consiguió cumplir con los requisitos económicos mínimos para seguir en la brecha.

Barcelona, 71 - Valladolid, 78

Barcelona Regal: Huertas (6), Ingles (18), Lorbek (12), Mickeal (12), Tomic (14) -equipo inicial-, Sada (2), Rabaseda (5), Abrines (-), Wallace (-) y Jawai (2).

Blancos de Rueda Valladolid: Tripkovic (11), Martín (1), Renfroe (8), O'Leary (10), Sinanovic (28) -equipo inicial-, Grimau (-), Navarro (9), Mohammed (11) y Edu Ruiz (-).

Parciales: 23-14; 19-16; 9-22 y 20-26.

Árbitros: Oscar Perea, Sánchez Monserrat y David Soto.

Palau Blaugrana: 3.715 aficionados.

De esta forma compareció el Valladolid en el Palau Blaugrana, con solo un jugador de la pasada temporada, Nacho Martín, y encima con la baja de su ala-pívot estadounidense, Othello Hunter, lesionado. Esta misma semana acababa de completar su plantilla con el fichaje de Nenad Sinanovic, expívot del Real Madrid y del Unicaja, de 29 años y 2,22 metros, el techo de la Liga Endesa. Pues bien Sinanovic se hizo el dueño y señor del Palau con una actuación sensacional, con 28 puntos y 10 rebotes. Ni Tomic ni Jawai lograron frenarle.

El Barcelona fue perdiendo altura después de una primera parte en que llegó a dominar por 17 puntos. Pero sus bases, Sada y Marcelinho Huertas, no encontraron el ritmo de juego adecuado y el Barcelona fue perdiendo confianza y terreno. La defensa en zona del Valladolid le dio muchos quebraderos de cabeza. Perdió la batalla por el rebote, con 11 capturas más para el Valladolid, y naufragó en los lanzamientos triples, con solo cuatro aciertos en sus 21 intentos.

El Barcelona echó de menos a Navarro, todavía recuperándose de una lesión, y también a Jasikevicius, descartado por Xavi Pascual para este partido. Jawai tuvo problemas con las faltas y Abrines, Wallace y Rabaseda contribuyeron muy poco.

El Valladolid fue de menos a más, cada vez con más confianza. Mohammed, Tripkovic y Renfroe, un base procedente de un segunda división italiano y también fichado esta misma semana, fueron rompiendo la defensa del Barcelona.

David Navarro, el joven base que la pasada temporada militó en el Melilla, también obtuvo dos canastas vitales en los últimos minutos que acabaron de romper los desesperados intentos del Barcelona por revertir la desventaja que acumuló en su nefasto tercer cuarto, que perdió por 9-22. La Liga empezó con una sorpresa de las que dejan huella, mayúscula, una sorpresa que constituye todo un toque de atención para el Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información