Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¡Fuera del agua, gorda!”

15 nadadoras retiradas denuncian en una carta supuestos métodos autoritarios y denigrantes de la exseleccionadora nacional, Anna Tarrés, el día que se conoce el equipo que la sustituye

Mengual con Tarrés, en una foto de archivo Ampliar foto
Mengual con Tarrés, en una foto de archivo cordon press

"¡Fuera del agua, gorda! ¡Vete al psicólogo!”. “No vengas a hacerte la estrecha. Si te has follado a todo lo que se mueve...”. Estas frases y otras del mismo tono autoritario y denigrante fueron dichas supuestamente por Anna Tarrés, la exseleccionadora española de natación sincronizada (la federación, recientemente, decidió no renovar su contrato), según una carta de denuncia pública fechada el pasado sábado, firmada por 15 nadadoras del equipo ya retiradas y que adelantó La Sexta el mismo día en que se anunciaba el cuadro técnico que la sustituirá. 

El escrito tiene cuatro folios y un título revelador: "Cuando se puede evitar un mal, es necedad aceptarlo". En los dos últimos, bajo el epígrafe de "Experiencias personales", se engloban algunas de los episodios traumáticos vividos por sus firmantes cuando se entrenaban en las piscinas del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (Barcelona). Las destinatarias de las frases más graves, como las dos citadas anteriormente o esa que Tarrés dijo a una de sus pupilas, que luego cayó en la bulimia (“habrás quedado bien en figuras, pero, con lo gorda que estás, no puedo desfigurar al equipo”), son anónimas, pero otras van con nombre y apellidos. Ana Violán, que formó parte del equipo hasta 2007, asegura que, cuando le preguntó un día a Tarrés tras cinco horas de entrenamiento en la piscina: “Anna, ¿puedo salir del agua un segundo a vomitar? Tengo muchas náuseas”, la seleccionadora le espetó: “¡No! ¡Trágatelo, que aún te queda hora y media para terminar! Si no, ¡fuera! Te vas a tu casa y no vuelvas”.

Laura López Valle cuenta que la entrenadora le dijo que no iría a recoger la medalla al Orden del Mérito Deportivo que se concedió al equipo tras su plata en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 porque era inferior a sus compañeras y Paola Tirados, la primera que denunció la presunta dictadura de Tarrés y que durante años formó un exitoso dúo con Gemma Mengual, afirma que le arrebató la medalla del Preolímpico de 2008 para dársela a su hija. Además de las mencionadas, firman Eva Zhdanova, Cristina y Carla Violán, Neus Seguí, Jordina Pallarols, Julia Casal, Itziar Aspe, Clara Oyonarte e Itahisa Robaina. Tres más se han adherido al documento, pero prefieren mantener el anonimato, y una más solo firma con su nombre de pila, Laia.

Aunque el relato personal es lo más llamativo, las nadadoras van más allá. Reconocen los resultados obtenidos por Tarrés en sus 15 años de trabajo, pero critican sus métodos. “Hoy decidimos unirnos para contar nuestra historia”, explican; “para dar voz a todas aquellas cosas que hasta el momento han quedado escondidas bajo las medallas”. Y argumentan por qué han callado hasta que se ha hecho público que Tarrés no seguirá al frente del equipo: “Nosotras mismas tenemos parte de culpa. (...) De alguna manera, se nos hacía creer que Anna era una figura inamovible. (...) O estabas con ella o contra ella y estar contra ella significaba despedirte de tu carrera”. Y, más grave, dicen haber intentado denunciar “hace años” las malas prácticas a las instituciones deportivas sin que las escucharan.

Queremos dar voz a todas aquellas cosas escondidas

bajo las medallas

Tarrés, que llegó al cargo en 1997, acababa su contrato el 31 de diciembre de 2012. El 6 de septiembre anunció que la federación le había comunicado por teléfono que no se lo renovaría a pesar de los éxitos conseguidos en los Juegos de Londres (una plata y un bronce) y de la cercanía de los Mundiales de 2013, que acogerá Barcelona en el verano. La federación argumentó que el relevo se debía a “razones estrictamente profesionales y de política deportiva” y le agradecía “su innegable y valiosa aportación”.

Bajo su dirección, España conquistó cuatro medallas olímpicas (tres platas y un bronce), 26 mundiales (un oro, 14 platas y 11 bronces) y 25 europeas (tres oros, 15 platas y siete bronces).

 

 

Más información